Acoso sexual

En cierta ocasión Gustavo le insinuó a Diane que debería acostarse con él si quería conservar su trabajo. Primero empezó halagando su cuerpo y ropa, luego con invitaciones a cenar hasta que las proposiciones y los comentarios subidos de tono la obligaron a presentar una demanda de acoso sexual por ambiente hostil.

¿Qué es el acoso sexual?

Las propuestas sexuales desagradables, pedidos de favores sexuales, y otras conductas de naturaleza sexual dirigida hacia una persona a causa de su sexo se presentan en ocasiones en el trabajo. Para muchos es normal hacer comentarios que para otros son ofensivos y atentan contra su integridad. Pueden empezar con simples bromas que en el fondo tienen sentimientos sexuales hacia otras personas que los toman inocentemente sin saber lo que buscan en realidad.

Acceder a las peticiones obscenas de jefes inescrupulosos que ven en el acoso la mejor manera de obtener favores sexuales que normalmente les serían negados al proponerlos sin ningún tipo de presión. El acoso sexual en el lugar de trabajo constituye una preocupación creciente para las mujeres. Los empleadores abusan de su autoridad para procurarse atenciones sexuales de sus colegas mujeres o de sus subordinadas, prometiéndoles a veces ascensos u otras formas de promoción, o simplemente creando un ambiente de trabajo insostenible y hostil. Las mujeres que se niegan a ceder a estos avances saxuales no buscados con frecuencia corren el riesgo de ser víctimas de toda una serie de medidas, desde la degradación laboral hasta el despido.
Sin embargo, en los últimos años cada vez más mujeres dan el paso de denunciar estas prácticas, y a veces llevan sus casos a los tribunales.

El acoso sexual es una propuesta amorosa desagradable
, un pedido de favores sexuales, o una conducta de naturaleza sexual (verbal, física o visual) dirigida hacia una persona a causa de su sexo. También puede incluir conducta que no sea de naturaleza sexual pero que esté relacionada con el sexo. El acoso sexual puede ocurrir contra personas del mismo sexo o del sexo opuesto.

Acoso sexual en el trabajo

Acoso sexual en el trabajo

Ambiente hostil y acoso sexual

Los roces y las palabras subidas de tono se consideran como acoso sexual, al igual que frecuentes propuestas o insinuaciones sexuales, lenguaje de naturaleza sexual continuo o frecuente, comentarios gráficos o degradantes sobre una persona o su aspecto, la exhibición de objetos o dibujos sexualmente sugestivos, o cualquier contacto físico desagradable o abusivo de naturaleza sexual. El acoso sexual también incluye situaciones en las que los beneficios en el trabajo están condicionados a favores sexuales; o en los que la conducta tiene el efecto o el propósito de crear un ambiente de trabajo hostil, intimidatorio, u ofensivo (el acoso tiene que ser suficientemente generalizado o severo para crear un ambiente hostil).

Muchos hombres y mujeres encuentran en los favores sexuales la mejor manera para manipular a otras personas para que accedan a sus peticiones. Un empleador puede dar o negar beneficios de empleo dependiendo de la respuesta de un empleado a sus peticiones sexuales, que pueden ir desde cambios de trabajo o de horario, despido o falta de ascenso.

El empleador tomar las medidas necesarias para que en el ambiente de trabajo reine la armonía y la tranquilidad de sus empleados, dándoles a conocer un reglamento que defina los comportamientos que incurran en acoso sexual expresando enérgicamente su rechazo hacia aquellos que lo practiquen, describiendo las medidas disciplinarias que se podrían tomar, incluyendo el despido. Lo primordial es prevenir cualquier ambiente hostil y escuchar las quejas; de lo contrario podría ser responsable por el acoso entre compañeros de trabajo, y no tomó las medidas correctivas apropiadas de forma inmediata.

Cómo prevenir el acoso sexual

Hablar sobre el acoso sexual con los empleados para que ellos expresen su fuerte desaprobación desarrolla en ellos la capacidad de denunciar cualquier atropello y contravención que se presente en el ambiente de trabajo, sensibilizando a todas las personas involucradas, desde los supervisores hasta los empleados, destacando las normas de comportamiento mediante la comunicación y la educación, capacitando al talento humano sobre las conductas prohibidas y la forma de presentar quejas.

El empleador debe llevar a cabo una investigación completa, sin demora, para determinar si ocurrió acoso. El empleador debe tomar declaraciones detalladas de la persona que presente la demanda, del supuesto acosador(a), y de los testigos y decidir si la investigación confirma las alegaciones. Todos los pasos de la investigación deben quedar completamente documentados.

Los empleadores pueden consultar con un abogado para que les ayude en las investigaciones de acoso sexual, para así tomar medidas correctivas en caso de que si se hubiése presentado acoso que pueden incluir amonestaciones verbales o escritas, terapia, suspensión, clases de sensibilidad o educación sobre leyes sobre acoso y conducta apropiada en el lugar de trabajo, traslado de empleados a lugares o turnos diferentes, o en caso extremo despido del acosador(a).

Cuando una persona es acosada puede pude iniciar un juicio o una demanda sin necesidad de agotar primero los recursos ofrecidos por la compañía para proteger sus derechos; la compañía o el empleador que incurrió en el acoso debe acatar los designios que dicte el juez.

8

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies