La actividad física favorece la fertilidad masculina

La integridad del semen depende de la práctica de ejercicios. Y ciertos entrenamientos serían aún más eficaces para dar fortalecer la fertilidad masculina.

Recorrer a nado el canal vaginal, escalar el útero y llegar a las trompas de Falopio, además de tener gas para un sprint final antes de penetrar en el óvulo. Todo esto es, sin duda, un enorme desafío para que la más pequeña de las células del hombre cumpla su prueba de fuego. Sólo como preparación para el triatlón intrauterino, el espermatozoide pasa alrededor de dos meses en los testículos, desde su nacimiento hasta la eyaculación. ¿Cómo puedes ayudarle a ganar la carrera y, nueve meses después, recibir un premio de valor inestimado? Llevar a cabo actividad física con regularidad puede ser la respuesta.

Las evidencias a favor del beneficio del ejercicio nacieron con los esfuerzos de los científicos de la Universidad Justus-Liebig, en Alemania, y de instituciones iraníes, quienes recogieron semen (o sea, espermatozoides más el fluido que los transporta; también llamado esperma) de 261 hombres y, de ellos, 193 fueron enviados a realizar ejercicios aeróbicos.

Después de un semestre, nuevas muestras fueron analizadas. Entonces, los resultados no dejaron lugar a dudas: en los hombres activos, la movilidad y la forma de los espermatozoides habían mejorado, lo que no sucedió con los 68 sedentarios. En resumen, los gametos masculinos estaban fuertes y comenzaron a nadar más rápido. “Nuestros descubrimientos muestran que la actividad física puede ser una estrategia sencilla, barata y eficiente de incrementar la calidad del esperma”.

Pero los investigadores fueron más allá. Entre los participantes que habían salido del marasmo, 66 entrenaron en intensidad moderada, 62 en ritmo vigoroso y 65 con intervalos (unos minutos de esfuerzo extremo se entremezclaban con otros más ligeros).

Aunque las tres modalidades hayan generado efectos positivos, la primera se proclamó campeona.

Abandonar el sedentarismo para mejorar la movilidad de los espermatozoides

Abandonar el sedentarismo para mejorar la movilidad de los espermatozoides

¿Por qué el ejercicio es bueno para la fertilidad?

Para crear un equipo de espermatozoides de nivel olímpico, los testículos tienen que trabajar en condiciones ideales. Es ahí donde entra la actividad física. “Mejora el flujo sanguíneo y la llegada de oxígeno a la región”, subraya el especialista en reproducción humana Isaac Yadid, director de la Primordia Medicina Reproductiva, en Río de Janeiro.

Poner el cuerpo a moverse constantemente también controla la inflamación y la producción de radicales libres. “En exceso, estos procesos degradan el medio ambiente testicular”, afirma el urólogo Valter Javaroni, jefe del Departamento de Medicina Sexual y la Infertilidad de la Sociedad Brasileña de Urología/Seccional Río de Janeiro. Por otra parte, en el estudio hecho por alemanes e iraníes, los autores escriben: “Parece que los ejercicios moderados […] suponen mejoras más acentuadas en los marcadores inflamatorios”. Tal vez eso explique por qué una intensidad menos extenuante sea especialmente agradable.

Los expertos aún son unánimes en afirmar que las carreras y afines alejan los problemas que se encuentran detrás de la infertilidad, como la obesidad y la diabetes. La pregunta que queda es: a pesar de todas las mejoras, ¿será que la constante actividad física, de hecho, ayuda a la pareja a quedar embarazada? “Las investigaciones realizadas no pueden ser concluyentes al respecto. Sin embargo, se han evaluado los mismos índices que se emplean en el día a día para inferir la fertilidad masculina”, pondera Javaroni.

En otras palabras, los científicos recurrieron a métodos que, aunque ofrecen sólo hallazgos indirectos de éxito, son comúnmente empleados y orientan la conducta médica. De cualquier manera, en el peor de los casos se sabe que la actividad física al menos aumenta la libido, factor que obviamente contribuye a las posibilidades de concebir un hijo.

Sólo vale la pena mencionar que los integrantes de la investigación ya eran considerados saludables. Por lo que no podemos estar seguros de si los sujetos con alguna enfermedad capaz de empeorar la fecundidad – como en el caso de la varicocele, que suelta las venas de los testículos – generarán hijos con más facilidad al practicar algún deporte.

¿Y en las mujeres?

Hay estudios, aunque no definitivos, que indican que el sexo femenino también se vuelve más fértil al incorporar la actividad física en la vida cotidiana. En contraste, los esfuerzos pesados afectan la producción de hormonas – es el caso de las atletas que llegan a dejar de menstruar. Así como ellos, ellas deben incluir la palabra “moderación” en el entrenamiento.

6

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies