Asco y antojos en embarazadas

El embarazo es ese período en el que la mujer experimenta diversos cambios en su ser. Son alteraciones constantes tanto físicas como psicológicas que comienzan a ver acción a partir del momento en que la madre recibe la noticia de que albergará otra vida en su interior.

En algunas mujeres, los síntomas pueden manifestarse de igual manera, pero en otras, atacan por distintas vías.

Muchos de ellos, incluso, pueden durar muy poco; para ser más específicos, sólo los tres primeros meses de gestación.

Sin embargo, otras madres pueden sentirlos desde el inicio hasta el noveno y último mes.

Alegrías, tristezas, melancolía, asco a determinados olores y antojos son algunas sensaciones normales que se evidencian en mujeres embarazadas. Y todo ello, debido al aumento acelerado de hormonas como la progesterona y estrógenos.

En este artículo, trataremos dos tópicos de interés en estos casos:

1. Asco hacia algunos olores
2. Antojos

En el primero, se pone de manifiesto la hiperosmia, que se define como el incremento de la sensibilidad del sentido del olfato en las personas.

Expertos provenientes de instituciones de Suecia y Estados Unidos, alegan de hecho, que este síntoma es considerado un mecanismo de defensa, pues la madre comienza a sentir aversión hacia los olores que son tóxicos tanto para su salud como para la del bebé. Por ejemplo, el alcohol, el café, el tabaco y algunas sustancias químicas determinadas.

Estos rechazos a ciertos olores pueden desarrollarse, inclusive, desde las primeras semanas de gestación.

Asimismo, la hiperosmia se encuentra afectada, en algunas ocasiones, por hormonas que alteran el sentido del gusto y del olfato. A esto se deben las reiteradas náuseas y vómitos apenas las madres perciben algún olor en particular.

La ventaja es que, en la mayoría de los casos, estas sensaciones de asco o aversión a algunos olores, por lo general desaparecen luego de los primeros tres meses del embarazo.

Asco y antojos en embarazadas: Todo lo que debes saber

Asco y antojos en embarazadas: Todo lo que debes saber

¿Realmente produce antojos la “barriguita”?

Muchas personas han llegado a la conclusión de que los antojos durante el embarazo son simples mitos. También es muy común escuchar que si no son complacidos, “el niño nacerá con la boca abierta”.

Por otro lado, las personas de la tercera edad aseguran que si la madre tiene ganas de comer dulce, nacerá una niña, y si el antojo es salado, se trata de un varón.

No obstante, la última palabra la tiene la madre. Y son ellas las que pueden asegurar o desmentir este tipo de creencias.

¿Qué dice la ciencia sobre los antojos en embarazadas?

Un antojo puede definirse como esas ganas alocadas de comer algo en específico y no poder cumplirlo. Por otro lado, los expertos han llegado a otra clase de conclusiones.

Hay un grupo que alega que los antojos se deben a los cambios hormonales que normalmente sufre una mujer encinta.

Otros sostienen que no son más que ganas de satisfacer necesidades nutricionales.

Se recomienda llevar una dieta balanceada, pues a veces los antojos se tornan incontrolables, trayendo como consecuencia una mala alimentación, lo que podría causar daños a la salud de la madre y el bebé.

2

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies