Cafeína y embarazo: ¿van bien juntos?

Actualmente un alto porcentaje de mujeres consumen cafeína durante su embarazo, pero, ¿es seguro su consumo durante esta etapa?

La cafeína es uno de los productos más consumidos a nivel mundial, y aunque muchas personas asocien directamente con el café, la realidad es que está presente en productos como chocolates, tés o infusiones, medicinas y refrescos o gaseosas, específicamente aquellas de cola negra.

Durante los primeros meses de gestación es común que muchas mujeres consuman alguno de los productos ya mencionados, sobre todo para compensar el desgaste físico o agotamiento que puedan sentir al inicio de esta etapa.

Cafeína y embarazo

Cafeína y embarazo

Expertos aseguran que un consumo moderado de cafeína no influye en la salud de una embarazada, sin embargo, otros prefieren evitar su ingesta por su vinculación con los problemas que te mostraremos a continuación:

Doble riesgo de aborto espontáneo.

Específicamente al inicio del embarazo. Este padecimiento trae como consecuencia la posible pérdida del bebé sin explicación coherente de ello y aunque suele presentarse un pequeño riesgo al conocer el estado, la ingesta de cafeína podría aumentar las probabilidades.

Riesgo de parto prematuro.

Estudios demuestran que el consumo de cafeína está vinculado con el nacimiento prematuro de bebés. Un feto que nazca antes de tiempo podría presentar problemas respiratorios debido a la inmadurez de sus pulmones, además de riesgos para la madre.

Bebés bajos de peso.

Esto se podría presentar, según estudios, porque el feto no absorbe los nutrientes que necesita. El consumo excesivo de bebidas cafeinadas provocaría que la madre deseche los nutrientes que el bebé requiere.

Provoca molestias en el sistema digestivo.

Al alterar los ácidos presentes en el estómago, conllevaría a una acidez que de no tratarse podría terminar en algún tipo de gastritis o peor causar una úlcera estomacal.

Somnolencia excesiva.

Suele pasar con más frecuencia durante los primeros meses de embarazo. Al tratar de combatir la fatiga, se realizaría una ingesta excesiva del producto. Existe algo llamado intoxicación por cafeína, y su principal síntoma, aunque muchos no lo crean, es la somnolencia excesiva, además de, irritabilidad y ansiedad.

Si eres de esas mujeres que no pueden empezar el día sin una taza de té o café, acompañas tus comidas o meriendas con refrescos de cola, te recordamos que estas en una de las etapas más importantes, esa donde puedes dar vida. Por eso y para estar más saludable trata de buscar opciones como la leche, la manzanilla o los jugos de frutas.

15

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.