Científicos crean útero artificial

Por el momento, sólo se ha probado en corderos. El siguiente paso es aplicar la tecnología en los criaderos y salvar la vida de bebés que nacen con 6 o 7 meses.

Es una escena digna de película de Matrix, pero la noticia es buena. En el interior de una bolsa de plástico transparente, con la apariencia de un paquete zip lock, un corderito nacido prematuro finaliza su gestación con éxito fuera del cuerpo de la madre – y gana una segunda oportunidad de desarrollar su cerebro, corazón y pulmones al ritmo correcto.

El envoltorio es realizado con una versión sintética del líquido amniótico de una matriz real, que se filtra constantemente. Además de aislar el bebé prematuro de las infecciones a que su sistema inmunológico sería expuesto en el ambiente de un hospital, la sustancia mantiene los pulmones del recién nacido sumergidos, un pre-requisito para su adecuado desarrollo.

La respiración es artificial. Una máquina del lado de fuera de la bolsa tira gas carbónico y agrega oxígeno a la sangre del cordero – el líquido entra y sale por el cordón umbilical impulsado por los propios latidos del corazón del bebé, no es necesario bombearla. El método evita daños en el delicado sistema circulatorio del feto y simula el intercambio de gases con la madre.

Esta experiencia con aires de ciencia ficción ha sido dirigida por Emily Partridge, del Hospital Pediátrico de Filadelfia, en Estados Unidos, y los resultados están disponibles en la revista científica Nature Communications. La investigación involucró a seis fetos de oveja. Todos nacieron entre 105 y 112 días después del inicio de la gestación – el equivalente a sólo seis meses en la especie humana. Después de cuatro semanas en el interior del equipo, todos sobrevivieron. Después del éxito con los ovinos, la intención de los investigadores es la de aplicar la tecnología en los criaderos humanos – donde las estadísticas todavía son preocupantes.

Foto real del útero artificial

Foto real del útero artificial

En el mundo, el 75% de las muertes de recién nacidos son culpa de partos prematuros. Los bebés que vienen al mundo con sólo 23 o 24 semanas de gestación (sólo en los Estados Unidos, esta es la situación de un 6% de los niños) mueren en cerca de 40% de los casos. Entre el 20% y el 50% de los que sobreviven pasan el resto de su vida con deficiencias respiratorias – el cuerpo de un niño de menos de un kilo no está listo para hacer frente a la intubación y la ventilación artificial de una unidad de cuidados intensivos.

El útero artificial no ha cambiado en nada la salud y las posibilidades de supervivencia de los bebés oveja que han “nacido de nuevo”. En otras palabras, no hizo ninguna diferencia para el desarrollo y la salud de los animales después de pasar algunos meses en la madre y el resto del tiempo de gestación en la máquina. Los investigadores ya han dejado claro, sin embargo, que sería imposible sacar a la madre de la ecuación – la intención del estudio es simplemente mejorar las posibilidades de supervivencia de los fetos en urgencias médicas.

“Estoy impresionado cada vez que veo nuestros corderitos”, dijo a la prensa Alan Flake, coautor del artículo. “Es increíble ver el feto en el interior del equipo, actuando de la manera cómo actúa en el útero, y conseguir dar continuidad a una gestación normal fuera de la madre.”

6

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies