Cirugía genital femenina, técnicas

Actualmente el campo de la medicina estética ha crecido a pasos agigantados y todo el cuerpo recibe beneficios de esto. Como sabrán hace un tiempo que la cirugía plástica se ha convertido en una herramienta muy útil para modificar, corregir y restaurar la zona genital. Tanto hombres como mujeres se someten a este tipo de intervenciones por diversas causas y encuentran la solución a un problema que les atañe hace tiempo o recuperan la apariencia juvenil de sus genitales.

Pero hoy trataremos todo lo concerniente a la cirugía genital femenina, aclarar dudas y descubrir que es lo que las manos del cirujano plástico puede hacer por nuestra vagina.

Casi la mayoría de las mujeres que consultan sobre el tratamiento lo hacen por motivos estéticos, para corregir los defectos que suceden con el paso de los años o partos recurrentes, pero también pueden tener como objetivo como el reconstruir el himen desgarrado y, en cierta forma, volver a ser virgen, al menos físicamente hablando.

Cirugía genital femenina íntima

Cirugía genital femenina íntima

Veamos los tipos de operaciones más frecuentes para el rejuvenecimiento vaginal:

  • Labioplastia: es darle un nuevo aire a la vagina y consiste en modelar los labios vaginales, ya sea para aumentar o reducir su tamaño, lograr una apariencia armónica entre ambos y tensarlos si se encuentran muy caídos.
  • Estrechamiento vaginal: se busca recuperar las dimensiones vaginales que se tenían en la juventud. Con esta intervención se tonifica la musculatura vaginal, lo que genera un mayor goce para ambos integrantes de la pareja.
  • Citoplastia: es una técnica usada para corregir el tamaño del clítoris cuando, por razones diversas, tiene un tamaño excesivamente superior a lo normal.
  • Lipoescultura vaginal: se extrae grasa sobrante del monte de Venus y, en caso de ser necesario, de las partes superiores de los labios mayores para lograr una vagina más estilizada y atractiva a la vista.
  • Himenoplastia: es la reconstrucción del himen desgarrado. Mediante diversas técnicas es posible recuperar de forma “provisoria” la virginidad. Ahora bien, como la mayoría de los casos se debe a un requerimiento cultural o religioso, se la suele realizar poco tiempo antes del casamiento.
  • Vaginoplastia: es un servicio completo para devolver la juventud a la vagina, Con esta técnica se retocan los labios mayores y los menores, el monte de Venus, se estrecha la abertura vaginal y en algunos casos incluso se reconstruye el himen.
3

No Responses

Write a response

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies