¿Cómo preparo a mi mascota para la llegada del bebé?

Muchas parejas, antes la llegada de los hijos poseen mascotas que se vuelven las consentidas del hogar. Con educación, amor y paciencia se puede lograr preparar a nuestro mejor amigo peludo para la llegada del nuevo integrante.

Los expertos sugieren empezar el entrenamiento con tu mascota incluso antes de concebir. La convivencia con niños pequeños se puede volver un caos, ya que por mucho tiempo ellos han sido los reyes del hogar. Por eso es importante que te armes de paciencia y empieces desde ya a preparar a tu amigo de cuatro patas.

El primer paso que puedes dar, es el de acostumbrar a tu mascota a la rudeza con que un bebé podría tratarla. Haz que se sientan familiarizados a los apapachos, jalones y toqueteos. Procura que tu mascota no se enoje con los niños cuando estos tratan de tocarle las orejas o la cola.

Mascotas antes del embarazo

Mascotas antes del embarazo

Si duerme en tu cama, es importante que le asignes un lugar donde se sienta cómoda. Puedes empezar con ponerle una camita en algún rincón de la casa y enseñarle que, ese ahora será su nuevo lugar de descanso.

Es aconsejable que el entrenamiento que apliques a tus mascotas sea mientras realizas con ella alguna actividad recreativa. De esta forma recordará lo que le indicas no como un castigo, sino como un aprendizaje placentero.

En el caso de los perros, cada vez que actué como le estas enseñando, dale una recompensa. Estas pueden ir desde croquetas, salchichas o una simple caricia en la cabeza, pero, siempre déjale saber que lo está haciendo bien. De esta forma el entrenamiento será más fácil para ambos.

Si hay niños pequeños en tu familia o vecindario, haz que tu mascota interactúe con ellos de manera más frecuente. Puedes iniciar este ejercicio paseando a tu perro en horas donde haya niños en los alrededores.

Para que puedas ver resultados a largo plazo, es importante la constancia. Entrena a tu mascota al menos unas seis veces al día durante máximo 5 minutos. Si prolongas este lapso podrías causar estrés, lo que haría el efecto contrario al que quieres lograr.

10

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies