Conoce tus zonas erógenas

La sexualidad de la mujer es un complejo mundo que lleva dedicación y tiempo conocer. Es una parte fundamental de nuestra salud, ya que un sexo placentero ayuda a mejorar nuestros niveles de estrés, a quemar calorías y a mejorar nuestra autoestima. En base a esto, es fundamental y básico que seamos nosotras las que primero conozcamos nuestras zonas erógenas y así transmitirlo a nuestras parejas.

Muchas parejas centran toda su atención en los senos. Sí, son muy sensuales para las mujeres, pero hay que tratarlos con mimo y no ir directamente a los pezones. Un suave masaje a su alrededor ayudará a caldear el ambiente. Ahora bien, existen otras zonas mucho más placenteras, como el cuello, justo detrás del oído. Unos delicados mordisquitos o el aliento te estremecerán.

Tanto el ombligo como los muslos son otras zonas especialmente sensibles. Rozar con las manos y/o la lengua te hará sentir auténtico placer. También una ayudita extra, como aceites aromáticos incrementarán aún más las deliciosas sensaciones. Asimismo, la parte interna de las rodillas te sorprenderá por sus fantásticas terminaciones nerviosas.

Zonas erógenas de la mujer

Zonas erógenas de la mujer

Y para acabar este breve recorrido por nuestro cuerpo, los pies nunca deben olvidarse. Si mantienes una buena higiene seguro que a tu pareja le incita darte un buen masaje o besártelos. Quizás tengas cosquillas al principio, pero luego el bienestar es intenso. Atrévete a explorarte y a que te exploren.

5

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.