Consejos para prevenir infecciones vaginales

El olor vaginal consiste en la aparición de mal olor en la vagina, con o sin la presencia de secreción o flujo. La causa más común de esta afección, es la proliferación en la mucosa vaginal de bacterias anaerobias, lo que se conoce con el nombre de vaginosis bacteriana. Una vagina sana, contiene bacterias que forman la flora vaginal natural. Esta ayuda a mantener bajo el ph de la vagina y detiene el crecimiento anormal de otras bacterias dañinas y de algunos hongos.

No está del todo claro por qué se produce un crecimiento irregular bacteriano en la mucosa vaginal, pero el riesgo de desarrollar esta patología es mayor cuando se tienen múltiples parejas sexuales, se abusa de las duchas vaginales, hay un mal control de la diabetes mellitus y cuando la presencia de lactobacilus vaginales decrece.

Esto último puede pasar después de haber estado tomando antibióticos. Estos no sólo destruyen las bacterias nocivas, sino también las que nos son beneficiosas.

Claves para prevenir infecciones vaginales

Claves para prevenir infecciones vaginales

Las infecciones por hongos también originan mal olor vaginal. La más conocida es la del género cándida, o Candidiasis.

Esta afección es muy común. Más del 75 por ciento de la población femenina ha tenido al menos un episodio durante su vida. No se considera una ETS, pero si hay una infección por candidiasis presente en el organismo, el riesgo de contraer una ETS es mayor.

Para prevenir las infecciones vaginales, por otra parte, lo mejor es el uso del preservativo. Así nos ahorraremos la mayor parte del problema. También hay que evitar usar ropa muy estrecha, como vaqueros muy ajustados o pantys, que ayudan a crear en la zonas íntimas el ambiente de calor y humedad necesarios para que proliferen las infecciones por hongos.

Las duchas vaginales, los productos de higiene íntima con demasiado perfume, los antibióticos, los baños calientes (el cloro mata las bacterias buenas), todo esto acaba con la flora natural bacteriana de la mucosa vaginal, dejando espacio a otros microorganismos no tan benéficos.

El tratamiento, si el olor vaginal es causado por bacterias, es la administración de antibióticos, ya sea en pastillas, geles o cremas intravaginales.

Es probable que la pareja deba compartir el tratamiento algunas veces. En otros casos, el evitar las relaciones durante un tiempo o usar el preservativo hasta que la cura sea completa, será suficiente. Eso si, es además altamente recomendable el seguir el consejo de los médicos especialistas.

6

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.