Creencias erróneas sobre las mujeres y el sexo

¿ Crees que lo sabes todo sobre las mujeres?… Pues revisa bien tus conocimientos. Seguro que hay en tu cabeza creencias erróneas sobre las mujeres y el sexo que pueden haber dado al traste con tu vida sexual.

La mayoría de nosotros tenemos que descubrir el sexo por nuestra cuenta. Los hombres suelen tomar nota de las películas para adultos, creyendo que reflejan la realidad. La experiencia propia ayuda, claro, pero muchas mujeres son demasiado tímidas a la hora de compartir con el varón lo que realmente les gusta. Y ahí radica el problema.

Según un estudio, éstos son las premisas erróneas más frecuentes que el hombre comete en su relación con el sexo opuesto:

  • “Yo sé lo que ellas quieren”

A menudo, el hombre supone lo que una mujer desea en función de su experiencia anterior con otras mujeres. Pero… no todas las mujeres son iguales, por mucho que se empeñen.

Esto no es sólo aplicable a las preferencias sexuales, sino también al tipo de relación que ellas buscan. Hay mujeres que pueden establecer una relación puramente sexual, sin ataduras de ningún tipo; otras que se “enganchan” a la primera. Y en medio hallamos toda una gama de posibilidades.

  • “Tengo todo lo que ella necesita”

Algunas mujeres no pueden llegar al orgasmo con menos de 3000 rpm. No hay lengua humana, ni dedos, que puedan moverse a tal velocidad. Aún así, el hombre suele pensar que si su pareja necesita un vibrador para alcanzar el clímax, es que algo no va bien.

Lo ideal es pensar en el vibrador como un ayudante, y no como un sustituto. Muchas parejas lo incluyen en sus juegos y lo utilizan juntos. Es una manera de ganar “manos”, ¿no?.

  • “Ella siente igual que yo durante el sexo”

Cuando el hombre está en pleno acto, la sensación que experimenta durante la penetración le resulta tan “fuera de serie” (por lo menos a la mayoría), que no conciben que la mujer pueda no sentir lo mismo que ellos. Nada más lejos de la verdad.

El interior de la vagina en la mayor parte de las mujeres es menos sensible que la parte externa. La penetración en sí, y más si va acompañada de un pene demasiado grande, no es tan “agradable” ni excitante como pueda parecerle a los integrantes del sexo masculino.

Falsas creencias sobre las mujeres

Falsas creencias sobre las mujeres

  • “Yo conozco perfectamente la anatomía femenina”

La mayoría de los hombres saben lo que es el clítoris, y dónde encontrarlo. Otra cosa bien diferente es que entiendan cómo funciona. Y es que aunque es conocida la importancia del clítoris para llegar al orgasmo, todavía persiste la creencia de que las mujeres pueden alcanzarlo sólo con la penetración vaginal. Para la mayoría, desde luego no es así.

El varón también carece de información concreta acerca de cómo tocarlo y de cuán sensible es. Un simple roce puede significar la pura felicidad para una mujer, o absolutamente nada para otra, o incluso una experiencia desagradable y hasta dolorosa para las más sensibles.

Entonces… ¿Cómo saber qué hacer ante un nuevo encuentro sexual?. La respuesta es fácil…. ¡PREGUNTA PRIMERO!

  • “Húmeda = Lista para el ataque”

Pues va a ser que no. No necesariamente. La lubricación natural cambia de una mujer a otra y de un día a otro, así como según la fase de su ciclo menstrual, y está sujeta a influencias tales como el estrés y algunos medicamentos.

  • “El silencio es oro”

Muchos hombres creen que mejor estar “calladitos” durante el acto sexual. Pero claro, a menos que hables, tu pareja tendrá poco menos que adivinar lo que te gusta y lo que no.

Si eres educado, una mujer que quiera complacerte agradecerá algún que otro consejo e indicación.

6

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies