Cuidado de la zonas íntimas femeninas

El cuidado de las zonas íntimas femeninas es muy importante para prevenir distintas afecciones ginecológicas. La salud vulvar depende de que la piel y la mucosa de la vulva se mantengan en equilibrio con el medio ambiente, razón por la cual, todo lo que ejerza una alteración de la relación entre esta zona y el medio ambiente facilita que ésta se irrite o adquiera determinadas afecciones.

Por eso es tan importante mantener el equilibrio de la humedad y temperatura de la vulva. El uso de determinado tipo de prendas ajustadas combinado con las altas temperaturas puede ocasionar afecciones a nivel de la zona vulvar y vaginal de la mujer. En estos casos es aconsejable no automedicarse y recurrir al especialista indicado, el ginecólogo/a quien está autorizado a diagnosticar y medicar de acuerdo a la patología correspondiente.

Zonas íntimas de la mujer

Zonas íntimas de la mujer

Una molestia vulvar no es una infección urinaria

– Las afecciones en las zonas íntimas femeninas pueden traer molestias al orinar, razón por la cual, pueden simular una cistitis pero no son las causantes de una infección urinaria. La diferencia más importante es que ésta última es una infección del tracto urinario y la principal causa es infecciosa.

– Generalmente, es causada por la bacteria Escherichia Coli y se trata con antibióticos. Los síntomas más comunes son: orinar en pequeñas cantidades, con dolor y muchas veces en el día. El cuadro de la cistitis está dado por el tenemos vesical (deseo imperioso de orinar), la disuria (dolor al orinar) y poliaquiuria (ganas excesivas de orina

13

No hay comentarios

Escribir un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.