Depresión en la perimenopausia

El tiempo pasa, nos vamos poniendo viejos…” canta la melancólica canción que identifica a las miles de mujeres que sufren depresión en el difícil período perimenopáusico, ese que va desde antes de la última menstruación hasta un año después de ésta.

La depresión es una de las enfermedades psiquiátricas más frecuentes, y está aumentando en el mundo. Las mujeres son las que más la padecen. El 12% de ellas la sufre al menos una vez en la vida el 12%, contra el 8% de los hombres. Quizás los culpables sean los desajustes hormonales que afectan a las mujeres en distintas etapas de su vida; recuérdese la depresión post parto, que no es un capricho sino un problema real que puede hacerse crónico.

Asimismo, al comenzar la menopausia, y también antes de que empiece, se puede caer en una depresión a raíz de los cambios que ocurren en el cuerpo de la mujer. Esto, más el hecho de saber que ya no se pueden tener hijos y que se está ante una nueva etapa de la vida, siempre conlleva un dolor, una pérdida que merece su duelo y que puede ser el disparador de una depresión si no se enfrenta de buena manera.

Durante el período llamado perimenopáusico se presentan ciclos menstruales irregulares y otros síntomas como bochornos, sudores nocturnos, trastornos del sueño, sequedad vaginal, cambios cognitivos y oscilaciones del ánimo.

Se estima que una de cada diez mujeres sufre cambios de ánimo asociados a una depresión en su periodo perimenopáusico. Sobre todo, son propensas las mujeres que tienen antecedentes de depresión post parto o quienes sufren disfunción tiroídea, el síndrome pre-menstrual o tienen períodos de menstruación muy largos. También son propensas las que llegaron a la menopausia por culpa de una intervención quirúrgica, como una histerectomía.

Depresión perimenopáusica

Depresión perimenopáusica

TODO CAMBIA… EL CUERPO TAMBIÉN

Muchas veces el período cuando esta depresión saca “sus garras” coincide con hechos que, buenos o malos, implican algún tipo de pérdida o cambio, cosas que siempre pueden disparar depresión. Así, el casamiento de los hijos suele afectar a las mujeres, más aun si están en esta etapa de la vida en que dejan de menstruar y el cuerpo deja de producir la cantidad de hormonas femeninas que acostumbraba.

Tampoco ayuda el hecho de que, en nuestra sociedad, cada año que pasa es un año más cerca de la muerte, y un año menos de la anhelada juventud. En otras culturas, el anciano es respetado y honrado por su sabiduría, y el joven no es para nada visto con envidia, como ocurre en occidente, donde se gastan millones de dólares y un esfuerzo enorme en revertir las señales de los años sobre el cuerpo.

Está muy de moda atrasar la menopausia y sus síntomas mediante una terapia de reemplazo hormonal, que debe seguirse por varios años y comenzarse mucho antes de tener los primeros síntomas. Con esto se atrasa también la depresión, y si la menopausia iba a ser algo prematura, la mujer siente que llegó el momento en su tiempo justo y no antes, lo cual ayuda enormemente. Si la depresión ya se ha instalado, se debe tratar con terapia y quizás con medicamentos, que siempre deberán ser recetados por el psiquiatra especialista y nunca deben ser automedicados.

Lo bueno es que cada vez se sabe más de esto y la depresión se ve cada vez más como la enfermedad física que es, así como puede serlo un virus. Esto hace que la gente llegue más al consultorio por angustias y que se pueda tratar a tiempo y con excelentes resultados. Además, han aparecido medicamentos más eficaces y que no tienen efectos secundarios. Otra buena noticia es que los avances científicos que buscan prolongar la vida sexual tanto de hombres como de mujeres ha arrojado resultados tremendamente alentadores, que dejan obsoleto al menos ese tema de preocupación.

10

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies