Desilusionada después del matrimonio

No es secreto para nadie que una gran parte de los matrimonios modernos, terminan en el fracaso. Muchas y de diversa índole son las causas; desde las más tradicionales como los celos y la infidelidad, hasta las más modernas como la “necesidad de espacio personal” y el “haber crecido por caminos diferentes”.

Es común, también, que después de un tiempo, el fantasma de la desilusión comience a rondar por la casa. Y es que muchas veces, la idea que se tienen del matrimonio, e incluso, de la pareja, sufre un fuerte impacto al enfrentar la convivencia y el día a día.

Él, al igual que tú, también puede estar sintiendo la falta de motivación y la sensación de que “ya nada es igual”. Pero, ¿por qué ocurre la desilusión?

Desilusión en el matrimonio

Desilusión en el matrimonio

Estos son algunos de los motivos más frecuentes:

Te casaste pensando que él era perfecto.

Si eres de las que al casarte, pensaste que habías encontrado al príncipe azul, puedes sentirte desilusionada al comprender que no es tan perfecto como creías. Cuanto más perfecto lo creías, más desilusionada te sentirás. Todas las personas tienen defectos, y en la convivencia del día a día, es donde más fácil pueden aflorar. Tu pareja no es la excepción. Si no estás consciente y no aprendes a tolerar o afrontarlos, es muy posible que te sientas desilusionada del matrimonio.

La desilusión no mata.

Por lo general, se piensa que cuando aparece la desilusión es porque se acabó el amor. No necesariamente. La desilusión puede ser mala o buena, todo depende del punto de vista con que se mire. Si la perspectiva es positiva, en lugar de hacerte sentir mal, podría ayudarte a aprender y a ver la situación con más claridad.

Es importante reconocer la desilusión como una realidad de la vida en pareja.

La vida no es un cuento de hadas.

Cuando niñas, a lo mejor, tu mamá te enseñó que en algún momento de tu vida, aparecería el príncipe azul que te llevaría al altar, tendrías unos hijos maravillosos y serías feliz para toda la vida. ¿Lindo, verdad? Pero lamentablemente, la vida real dista en muchos casos de esta hermosa fantasía.

Si has estado la mayor parte de tu vida dentro de una bola de cristal, creyéndote la protagonista de una historia de amor perfecta, es muy posible que te sientas destrozada al descubrir lo que no contaba la historia de Blanca Nieves.

Comprender por qué te sientes desilusionada, es sólo el primer paso. El reto mayor consiste en aprender a enfrentarla, acabando con todo ese sistema de creencias y sacando provecho de tu propia experiencia, en vez de dedicarte a llorar por los rincones. Sin duda, al final del camino, habrás logrado vencer al fantasma de la desilusión y lo más importante: habrás crecido.

10

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies