Detalles sobre la obesidad infantil

La Organización Mundial de la Salud no escatimó en crear una comisión con el fin de tratar detener lo que hoy en día es considerado un daño casi irreparable a escala mundial (pero acentuado en unos países más que en otros): se trata de la obesidad infantil.

Ciertamente, es un mal que se esparce como epidemia, pues, se estima que son 42 millones de niños menores de cinco años quienes reúnen las condiciones para sufrir de obesidad y sobrepeso.

De acuerdo con un estudio publicado por el Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, los niños que nacen de mujeres que han sufrido de presión arterial alta en el embarazo, corren mayor riesgo de sufrir de obesidad.

Dicho estudio, también mostró los resultados de un análisis de la presión arterial y el peso de casi 90.000 parejas de madres e hijos(as) en el período comprendido entre el año 1999 y el 2013. El estudio aplicó el siguiente método: tomar la tensión de las madres de tres en tres meses durante el embarazo y luego registrar el peso de sus niños a la edad de 4 y 7 años.

Ju-Sheng Zheng, (Universidad de Qingdao, China) fue el autor principal de este método de análisis.

Detalles que debes conocer sobre la obesidad infantil

Detalles que debes conocer sobre la obesidad infantil

La obesidad infantil es controlable durante el embarazo

Con el propósito de detectar ciertas variaciones en los valores de las madres, lo más idóneo durante el embarazo es hacerse un control periódico de la tensión arterial. De esta forma, se pudiera evitar que aparezca o que aumente siguiendo al pie de la letra las indicaciones del médico especialista.

Factores que influyen para su padecimiento

  • Ser primeriza a una edad avanzada
  • Hipertensión en embarazos anteriores
  • Múltiples embarazos
  • Haber sufrido de hipertensión en el embarazo anterior

La lucha contra la obesidad infantil

La obesidad infantil no sólo es un problema que viene del vientre de mamá. Existen millones de casos en los que el sobrepeso se debe, principalmente, a la mala alimentación que en la actualidad predomina en los niños.

Ya sea por el factor tiempo o cualquiera que sea la razón, los padres alimentan a sus pequeños con comida chatarra o comida rápida de la calle, que viene tendiendo el mismo sentido, significado y el mismo nivel alto de grasa.

Por descuido o las razones anteriormente nombradas, no se lleva un control acerca de lo que comen los niños y, por ende, creer que alimentarlos con hamburguesas y perros caliente a diario puede saciar sus necesidades nutricionales y el hambre.

¡Falso! Si por los niños fuera, comerían a diario en franquicias como Mc Donald’s o Burguer King, por nombrar dos de las industrias. Pero la grasa que están adquiriendo los más chiquitos de casa en el cuerpo, se va convirtiendo en un elemento dañino que puede ocasionarles a futuro, aparte de problemas de obesidad, también modificar el colesterol, elevar la tensión, problemas respiratorios, etc.

Los niños tienen derecho de comer de vez en cuando en la calle, pero es responsabilidad de los padres respetar una dieta balanceada para el beneficio de los mismos, y así evitar daños secundarios a la postre.

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies