Dispaurenia, cuando el sexo es doloroso

Conocemos como Dispareunia, (aunque también se le llama coitalgia), al trastorno que se sufre cuando surge dolor a la hora de practicar algún tipo de actividad en la que participen los órganos sexuales. El hombre puede sentirlo cuando su pene se pone erecto, cuando intenta la penetración o ya cuando va a eyacular. La mujer lo siente cuando va a ser penetrada por el miembro viril masculino o cuando ya se encuentra éste en el interior de su vagina.

Según las estadísticas, es más común entre mujeres que entre hombres y esto, seguramente, tiene que ver con que aún para ellas, en ciertas edades y bajo determinadas circunstancias, existen ciertas barreras psicológicas que les permiten disfrutar plenamente del sexo. Por cierto, en el caso de las mujeres no debemos confundir dispareunia con vaginismo, el cual produce cuando los músculos de la vagina se contraen involuntariamente imposibilitando la penetración. En este caso la mujer no siente dolor en sus órganos genitales, excepto, por supuesto, que se fuerce la penetración.

Comencemos con la dispareunia sufrida por el hombre. Su origen suele encontrarse en causas orgánicas, como por ejemplo el hecho de que el material con que se fabrica el preservativo que se ha puesto le provoca alergia y con ello picazón, y hasta dolor. También podemos encontrar que su frenillo, quizás demasiado corto, se ha desgarrado o está a punto, o que está sufriendo algún tipo de infección de las vías urinarias que le produce inflamación exterior o interior del pene.

Por otra parte puede ocurrir que, simplemente, que existan causas psicológicas, como que sientan miedo y éste convierta en hipersensible su aparato sexual, (puede haber sufrido algún tipo de traumatismo en la zona y esto haberlo dejado marcado mentalmente hablando), o por estar excesivamente preocupado por la higiene y por la salud tanto personal como de la pareja, como en el caso de los que padecen de hipocondría.

¿Cómo son esas molestias dolorosas que se sienten?. Todo comienza con una leve sensación en la parte genital, (sensación que puede estar más o menos localizada), de quemazón que poco a poco va subiendo en intensidad. Como ya hemos comentado, puede notarse o bien en el interior del miembro o bien fuera, pero en todo caso hay que acudir en cuanto sea posible al médico pues puede ser un síntoma temprano de lo que después puede convertirse en un problema mayor. Por ejemplo, puede tratarse de un herpes, de una infección de la próstata, etc, y siempre es mejor atajar antes de que el dolor, y el problema, sea mayor. Esto sin contar que puede convertir en imposibles las relaciones sexuales.

Y una recomendación más para ti si sufres de molestias en el pene… Extrema la higiene, (sin utilizar técnicas agresivas, claro está), y si puedes practicar sexo pues la molestia aún es muy ligera, que sea siempre sexo con protección, sexo seguro.

La dispareunia es la existencia de relaciones sexuales dolorosas en las mujeres

La dispareunia es la existencia de relaciones sexuales dolorosas en las mujeres

Dispareunia en la mujer

Hablemos ahora de la dispareunia en la mujer. El dolor puede hacer acto de aparición en ella tanto cuando intenta la penetración como cuando, ya conseguida ésta, siente el miembro dentro de sí. Al igual que ocurre en el caso del hombre, las causas pueden ser orgánicas o psicológicas, pero en cualquier caso si existe dificultad para mantener encuentros sexuales placenteros hay que acudir siempre a un especialista y consultar el tema.

Y es que si duele, si resulta molesto, es por algo, y hay que descubrir qué es. El dolor, la comezón, puede estar ocasionada por una infección de la vagina, o del aparato urinario, ser consecuencia de una reacción alérgica como ocurre en el caso del hombre, o simplemente ocurrir que la lubricación normal de la vagina no está teniendo lugar por el consumo de algún medicamento o por otro motivo.

Para ti, si eres mujer y sufres dispareunia, te dejamos también una recomendación. Mantén una higiene íntima estricta, no intentes realizar el coito hasta que notes lo suficientemente húmeda o lubricada la entrada de tu vagina y siempre practica el sexo seguro, esto es, con preservativo. Por cierto, que para lubricar la vagina existen en el mercado variedad de productos, pero, ojo, procura no utilizarlos hasta que el médico te de el visto bueno; si el dolor lo produce una infección es mejor no complicar las cosas.

15

No hay comentarios

  1. Pingback: Sexualidad en los mayores 25 Mayo, 2015

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies