Dormir en la misma cama

¿Qué prefieres a la hora de vivir con tu pareja: dormir juntos o dormir en camas separadas? Si, ya sé que a muchos lo de pensar en que cada uno pueda disfrutar de su cama, incluso de una habitación para sí mismo, es algo así como un delito en contra del amor marital, pero cada vez son más lo que optan por mantener una cierta intimidad a pesar de convivir con otro sujeto.

Y es que dormir bien es muy importante, de eso no cabe duda. Pero hacerlo en condiciones óptimas puede convertirse en una misión imposible si tu compañero, o compañera, ronca, se mueve mucho durante la noche, suele tener más frío o calor que tu o, simplemente, tiene diferentes horarios de sueño o costumbres. ¿Porqué entonces condenarse a maldormir durante el resto de la vida tan sólo en nombre de una costumbre?. Personalmente opino que tanto la relación personal diaria como la sexual mejora mucho si cada uno puede mantener su independencia a la hora de irse a la cama.

Ventajas de dormir en camas separadas

Piensa, por ejemplo, en las ventajas que puede conllevar que cada uno tenga su espacio personal.

Ninguno de los dos molesta al otro si padece de carraspera crónica, si ronca o si sufre demasiado a menudo de ataques aerofágicos, (detalles, por otra parte, que suelen conducir al romanticismo nocturno a la tumba).

Ninguno de los dos se siente mal al darse cuenta de que impide al otro que descanse con total comodidad.

– Si cada uno tiene su habitación, además, cualquiera de los dos puede decidir leer hasta tarde mientras el otro duerme, ver la tele o quedarse en el ordenador. Esto puede hacerse también en dos camas separadas en la misma habitación, pero hay que ser más cuidadoso a la hora de acostarse, claro está.

– Uno puede decidir levantarse muy temprano a adelantar trabajo sin despertar al compañero/a, o ir al baño si el cuerpo se lo pide sin tener que pararse a explicarle a un pareja somnolienta qué le ocurre.

– Si se ha caído víctima de algún virus inoportuno, se puede descansar sin temor a contagiar al otro durante la noche.

En fin, que yo no veo sino ventajas. Incluso cuando se tienen bebés en casa pueden ambos padres alternarse permitiendo al otro recuperar fuerzas para la siguiente ronda.

Imagen de pareja que ha decidido dormir en camas separadas

Imagen de pareja que ha decidido dormir en camas separadas

Y esto no tiene porqué afectar en absoluto a la vida sexual de la pareja. Al contrario, los encuentros serán aún más emocionantes y, sobre todo, no se verán empañados por el cansancio resultante de no descansar como es debido, o de noches de tensión por que sus ruidos o manías nocturnas ya no permiten ver a tu amante tan manera tan idílica como antes.

¿Qué opinas al respecto?

9

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies