El aparato reproductor masculino

El aparato reproductor masculino está formado principalmente de testículos, próstata, pene, uretra y conductos deferentes. Veamos ahora más detalladamente cada uno de estos órganos:

– Los testículos se encuentran situados dentro de la bolsa escrotal, y ésta está situada en lo que se conoce como zona perineal (o perineo), esto es, en el suelo pélvico.

Los testículos son glándulas de forma redondeada que pesan en torno a 15 o 20 gramos y que suelen medir entre 4 o 5 centímetros de longitud, (hablamos de las medidas de un adulto). Un buen funcionamiento de estas glándulas es importantísimo para el hombre ya que se encargan no sólo de la producción de los espermatozoides, sino también de la secreción de la testosterona, hormona de tipo sexual que le proporciona apariencia tipicamente masculina ya que ayuda en el desarrollo de los músculos y en la aparición de mayor cantidad de vello corporal, entre otras funciones.

Esquema del aparato sexual masculino

Esquema del aparato sexual masculino

– La próstata es también una glándula y se encuentra situada justo debajo de la vejiga. Entre sus funciones encontramos la de ayudar en el proceso reproductivo al producir la sustancia lechosa que transporta a los espermatozoides, además de servir para protegerlos. Este fluido les facilita el recorrido desde los testículos a la uretra por el conducto deferente.

– La uretra, que se encuentra integrado tanto dentro de este sistema reproductor como dentro del excretor, se encarga, en este caso en concreto, de expulsar los fluidos originados durante las tareas reproductivas. En el caso del hombre, este conducto alcanza los 25 centímetros de longitud y parte desde la próstata hasta el final mismo del pene, el cual, por cierto, recorre por completo.

– Los conductos deferentes son dos tubitos finos de cierta longitud (mide entre 40 o 45 centímetros) que van desde la parte superior de la vejiga, en concreto están vinculados a la vejiga seminal, hasta la parte posterior de los testículos, hasta el epidídimo. A través de ellos son transportados los espermatozoides desde los testículos hasta la uretra.

En el momento de la eyaculación, estos conductos se contraen y empuja el avance de los espermatozoides hacia la uretra, desde donde sale hacia el exterior. De hecho la vasectomía lo que hace es impedir el normal funcionamiento de estos conductos. Antes se cortaban y era un método radical que impedía la concepción. Hoy en día simplemente se obstruyen, siendo un proceso reversible.

– El Pene es el instrumento externo gracias al cual es posible la eyaculación en el interior de la vagina femenina. El interior de este órgano está formado por los cuerpos cavernosos y la uretra.

El extremo externo del pene se denomina glande, el cual está cubierto por una piel, denominada prepucio, cuando el miembro viril se encuentra en estado flácido. Cuando se produce la erección, el prepucio se repliega sobre sí mismo dejando el glande al descubierto. Cuando este proceso no se completa totalmente es normalmente debido que el frenillo del pene es demasiado corto. En la fimosis, por otra parte, el prepucio apenas deja el glande al descubierto y suele ser necesario recurrir a la cirugía, a lo que conocemos como circuncisión.

Estos son, básicamente, los órganos más importantes del aparato reproductivo del hombre.

6

No Responses

  1. Pingback: Vasectomía, método anticonceptivo 19 abril, 2015
  2. Pingback: Viagra, consejos a tener en cuenta 18 mayo, 2015
  3. Pingback: Cirugía genital masculina, técnicas 4 octubre, 2015
  4. Pingback: Datos sobre el pene que debes conocer 10 enero, 2016

Write a response

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies