¿El herpes genital tiene cura?

El herpes genital es una enfermedad de transmisión sexual, que se contagia a través del contacto íntimo, al entrar en contacto directo con las ampollas o úlceras con líquido en los genitales, los muslos o el ano y que causa síntomas como ardor, picazón, dolor y molestias.

Sin embargo, antes de que las burbujas surjan; en algunos casos es posible identificar si vas a tener algún episodio de herpes genital, ya que surgen muchas veces síntomas de alerta como la infección urinaria con molestias, ardor o dolor al orinar o picazón leve y sensibilidad en algunas zonas de la región genital. Estos síntomas de advertencia, no siempre suceden, pero pueden surgir horas o incluso días antes de que las burbujas se formen.

Principales Síntomas del Herpes Genital

Los principales síntomas del herpes genital que generalmente surgen, son:

  • Pequeños grupos de ampollas y heridas
  • Picazón y molestias
  • Ardor al orinar en caso de que las burbujas estén cerca de la uretra
  • Dolor
  • Ardor y dolor al defecar, en caso de que las burbujas estén cerca del ano

Además de estos síntomas, pueden aparecer otros síntomas más generales similares a los de la gripe como fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, malestar general, pérdida de apetito, dolor muscular y cansancio, siendo estos más frecuentes en el primer episodio de herpes genital o en aquellos más severos donde las burbujas aparecen en gran cantidad.

Las heridas del herpes genital, además de que puedan surgir en el pene y la vulva, también pueden surgir en la vagina, región peri anal o el ano, la uretra o incluso en el cuello del útero.

El herpes genital no tiene una cura definitiva porque el virus no puede ser eliminado del cuerpo, y por ello, lo que se puede hacer es solo controlar los síntomas, acortando su permanencia y evitar que las heridas en la piel aparezcan de nuevo.

Así, el tratamiento del herpes genital puede ser hecho con medicamentos antivirales, como el Aciclovir por ejemplo, que pueden ayudar a prevenir o acortar la duración de la enfermedad, eliminando las burbujas que surgen en la piel cerca de la región genital.

Aún no es posible curar el herpes genital definitivamente porque el virus se aloja en las terminaciones nerviosas, lugar donde ningún remedio puede actuar efectivamente, pero a pesar de ello, los medicamentos antivirales reducen la replicación del virus, lo que lleva a una disminución de su tiempo de actuación y disminuyen las posibilidades de transmisión de la enfermedad a otras personas.

Por lo tanto, siempre que una persona presente las heridas de herpes debe seguir el tratamiento indicado por su médico para evitar infectar a otras personas y mejorar su calidad de vida, disminuyendo el dolor y el malestar que este virus provoca.

Curar el herpes genital

Curar el herpes genital

Cómo controlar el herpes genital y eliminar las heridas más rápido

El tratamiento para el herpes genital se hace con los medicamentos antivirales en forma de pomada o comprimidos, como el Aciclovir o Valaciclovir, prescritos por el médico. Con el tratamiento, las heridas cicatrizan y desaparecen, lo que lleva a la disminución del enrojecimiento, dolor y picazón en el área afectada, en unos 7 a 10 días.

Durante este periodo se recomienda evitar el contacto íntimo y no compartir la toalla de baño con otras personas de la casa para evitar que el virus se extienda, contaminando a otros.

Además, lo que se puede hacer para que las heridas desaparezcan más rápido es fortalecer el sistema inmune consumiendo más frutas ricas en vitamina C, tomando jugo de naranja con toronja 3 veces al día, por ejemplo, e invertir en alimentos ricos en lisina, que está presente en el cacahuate y otras oleaginosas.

1

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies