El pudor del desnudo en pareja

La pareja recién formada debe afianzar sus lazos para fortalecerlos a lo largo del matrimonio. Una manera de comenzar es enfrentando los miedos del primer encuentro sexual con el cónyuge. Uno de ellos por simple que parezca, es el miedo a la propia desnudez frente a la pareja. Alma Aldana, Psicoterapeuta Sexual, comenta que este temor lo manifiestan hombres y mujeres consciente o inconscientemente.

EL:
– Experimenta inseguridad en su propio cuerpo basándola en sus características físicas: se puede considerar muy alto, muy bajo, flaco o gordo y le preocupa no concordar con el estereotipo de belleza masculina.
– Le preocupa el tamaño y la forma de sus genitales pues teme no cumplir o sobrepasar las expectativas que piensa que ella tiene.
– Teme la reacción de ella ante sus humores, olores y todas las secreciones naturales de su cuerpo.

ELLA:
– Teme no concordar con los estereotipos de la belleza femenina marcados por la sociedad. Las siluetas delgadas, el tamaño de los pechos y las nalgas, labios, nariz y forma del rostro se convierten en una obsesión.
– También se cuestiona en cuanto a la forma del vello púbico y la forma de sus genitales, pues los considera feos debido a que le han inculcado que así son. Tiene miedo de parecer muy velluda, y piensa que lo “normal” es ser lampiña.
– Manifiesta temor a la “fealdad” de sus pies, a pequeñas malformaciones o cicatrices ocultas.
– Y sobre todo a verse sin maquillaje.

Estos miedos que ambos sienten, se reflejan en la intimidad de la siguiente manera:

EL:
– Evita que lo vean demasiado desnudo y por tanto acelera el proceso, tanto en el preámbulo como en el acto sexual.
– Enfrenta ansiedad, angustia de ser rechazado, devaluado y calificado como feo, tosco o delicado.
– Estas perspectivas pueden ocasionar una elevada ingestión de bebidas alcohólicas en el preámbulo para “tomar fuerza”.

ELLA:
– Sufre ansiedad.
– Evita que la vea desnuda y sin maquillaje por la angustia de un posible rechazo a su cuerpo.

Esto implica la creación de un ambiente artificial y maquillajes exagerados. Por lo tanto, en ese primer encuentro, explica Alma Aldana, se puede dar una interacción temerosa, con ansiedad y angustia de ser aceptado o aceptada, y un enorme miedo al rechazo. Esto los lleva a ignorar su propio cuerpo, enfocarse en el del (la) otro (a) y boicotear las sensaciones personales anteponiendo las supuestas reacciones de la pareja.

El pudor del desnudo

El pudor del desnudo

¿Cómo evitarlo?

Para evitar esta angustia, antes del primer encuentro cada quien debe observar detenidamente su cuerpo en un espejo, aceptarlo, explorarlo y conocerlo física y sensitivamente.

Ambos deben desechar los mitos sobre los genitales (El: no pensar en el tamaño del pene, Ella: aceptar que sus genitales no son feos). Muchas veces, desde la infancia somos criticados por un rasgo físico y comienzan a dictarnos desde fuera como deberíamos ser, por ello desacreditamos nuestro cuerpo.

Lo importante es quererlo tal cual es, aceptarlo y apreciar la maravillosa diferencia entre un ser humano y otro donde los estereotipos no caben, pues la belleza no se puede uniformar dado a que pertenecemos a diferentes etnias con hermosura propia.

No debemos preocuparos por los estereotipos impuestos, concluye Alma Aldana, pues en la mayoría de los casos no se cumplen y la belleza humana se finca en la auto aceptación.

9

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies