Embarazo y relaciones sexuales

En los primeros días, después de saber que te has convertido en una futura mamá, tu mente posiblemente se habrá concentrado en todos los aspectos que deberás tener en cuenta para que la gestación sea un éxito y puedas traer a tu bebé a este mundo, en las mejores condiciones. Pero luego, conforme avanzan las semanas de gestación vuelves a ser consciente de tu identidad como mujer y como esposa, además de tu estado de buena esperanza. Entonces es el momento de las preguntas y las incertidumbres sobre las variaciones que se producirán en tu vida cotidiana.

Entre esas inquietudes posiblemente se encuentren las referidas al sexo durante el embarazo. Acudimos en tu ayuda respondiendo a las preguntas que con más frecuencia se formulan las mujeres encintas, respecto a sus relaciones sexuales.

Sexo durante el embarazo

Sexo durante el embarazo

¿Se pueden mantener relaciones sexuales durante el embarazo?
Durante un embarazo normal, no hay motivo para dejar de hacer el amor. Las futuras madres que hayan tenido problemas tales como placenta previa, sangramiento, o que han perdido embarazos anteriores deben hablar el tema con su ginecólogo. Muchos hombres temen que durante las relaciones sexuales, puedan hacerle daño al feto. La realidad es que la naturaleza le ofrece al bebé un poderoso sistema natural de protección. El grueso tapón mucoso cervical que sella el cuello del útero, protege al bebé de las infecciones; el saco amniótico y los músculos del útero sirven de protección frente a los impactos.

¿Sentiré apetito sexual durante los meses del embarazo?
Es un tema que varía mucho, según cada mujer. Es posible que, durante los primeros meses no sientas deseos de hacer el amor, si has estado experimentando los síntomas de náuseas, vómitos y mareos. Durante el segundo trimestre, seguramente, te sentirás mucho mejor y, la tranquilidad de ver que el embarazo está avanzando normalmente, reforzará tus deseos sexuales. Al final de la gestación, el crecimiento del abdomen y la próxima llegada de tu bebé puede hacerte pensar más sobre el evento que se aproxima que en el placer de las relaciones sexuales. Por otro lado, algunas mujeres se sienten más libres de hacer el amor durante el embarazo, porque no tienen que usar contraceptivos o cuidarse de quedar en estado.

¿Podré disfrutar del sexo ahora que estoy embarazada?
Muchas mujeres dicen disfrutar más del sexo con su pareja durante el embarazo. Esto se debe al aumento en la circulación de la sangre en el área de la pelvis, que produce a su vez un incremento de la sensibilidad en los órganos genitales. Otras mujeres pueden sentir molestia o hasta contracciones leves durante el sexo, especialmente durante y después del orgasmo.

¿Cuáles son las posiciones más recomendables para las relaciones sexuales durante el embarazo?
En líneas generales es recomendable experimentar con posiciones que resulten cómodas para la futura mamá, teniendo en cuenta principalmente que el abdomen esté en posición de apoyo. Es preferible no realizar movimientos demasiado bruscos. Estas precauciones son fáciles de tomar cuando el hombre se ubica detrás de la mujer, y se realiza el acto sexual estando ambos tumbados de costado, con la espalda de ella pegada al pecho de él. Otra alternativa puede ser la postura en la que ella se sienta encima, ya que así puede determinar el ritmo más adecuado de movimiento. Además, esta época puede ser el momento ideal para que la pareja encuentre nuevas formas de amarse y producirse placer descubriendo caricias que no impliquen necesariamente la penetración.

¿Después del parto, cuánto tiempo se debe esperar para volver a mantener relaciones sexuales?
La “tradición” recomienda la “abstención” durante los 40 días que siguen el alumbramiento. Y es una costumbre que la ciencia médica ha corroborado como muy adecuada atendiendo a los procesos de recuperación que se suceden en el cuerpo de la recién estrenada mamá. Es bueno ir observando las pérdidas vaginales de sangre que indicarán que el cuello del útero aún puede ser vulnerable a las infecciones. El ginecólogo también podrá indicarte teniendo en cuenta la cicatrización de la episiotomía, cuando se puede reanudar con normalidad las relaciones sexuales. Por lo general, todo vuelve a la normalidad después de los 40 días tras el parto.

¿Pueden resultar dolorosas las relaciones sexuales al reanudarlas después del parto?
Es un hecho que toda la zona perineal es particularmente sensible, sobre todo en caso de episiotomía o nacimiento con forceps. Y en el caso de cesárea la cicatriz puede resentirse si durante el coito recae sobre el abdomen el peso de la pareja. Además sucede que después del parto los vasos sanguíneos que irrigan la vagina se han alterado para permitir el paso del bebé y queda temporalmente la zona menos lubrificada. Es importante que te mantengas relajada y sin miedo al dolor. Tómate tiempo para encontrar la postura más cómoda y no obstante, si la penetración te resulta dolorosa y persiste tras varios intentos, debes consultar con el ginecólogo pues es posible que alguno de los puntos no haya sido bien reabsorbido, que tengas una pequeña infección o que los nervios que han sido seccionados no se hayan terminado de curar. Tu médico será quien mejor puede aconsejarte sobre la manera de solventar tales problemas.

¿Es cierto que tras el parto me volveré más insensible a la excitación sexual?

Ciertamente los músculos de la zona perineal están en esa época más distendidos y la calidad de las sensaciones durante la fricción pueden ser menores. Algunas investigaciones médicas han observado que durante las tres o cuatro semanas posteriores al alumbramiento, los nervios que unen la vagina con el cerebro están menos activos. También algunas mamás, pueden padecer anemia y eso producirá una carencia de las sustancias que conducen determinadas sensaciones. Por último, hay que tener en cuenta que la hormona que produce la leche materna, provoca un descenso del deseo sexual. Todos estos aspectos unidos al cansancio y la preocupación que implica la nueva tarea de la maternidad pueden traducirse en una disminución del apetito sexual. Pero en cualquier caso son situaciones temporales. El cuerpo femenino pasado un tiempo queda totalmente recuperado y el apetito sexual no tiene por qué verse afectado.

¿Cuándo debo empezar a utilizar métodos anticonceptivos?

Es importante prever qué método de contracepción van a utilizar para que desaparezca el temor a un nuevo embarazo en la reanudación de las relaciones sexuales tras el parto. La pareja debe hablar sobre el tema con antelación teniendo en cuenta sus preferencias y la experiencia que tengan en la utilización de tales métodos antes de producirse el embarazo. También será muy aconsejable una conversación con su ginecólogo para que les aconseje sobre el tema. En cualquier caso es importante saber que la primera ovulación se producirá a los 21 días después del alumbramiento y la lactancia no impide la ovulación. Si se deciden por el uso de un espermicida habrán de tener en cuenta que no irrite la vagina, especialmente sensible en la primera época. Algunos medicamentos utilizados para la retirada de la leche materna pueden modificar el tiempo en que se presente la primera ovulación.

¿Cómo reanudar las relaciones para volver a encontrar la pasión de antes del embarazo?
Es importante pensar con ilusión que todo vuelve a empezar y que aunque algunos aspectos se hayan modificado en tu cuerpo o en tu ánimo, el amor que ustedes se profesan como pareja sigue igual o quizás aumentado tras comprobar que su unión logró un fruto tan hermoso como su bebé. Pero habrán de cuidar todos los detalles que inciten a la seducción, tanto en el ambiente como en el cuidado de su aspecto. Pide ayuda a la familia o amigos para que cuiden del bebé y puedas visitar un centro de belleza, comprarte algo de ropa, o encontrar junto a tu pareja en el ambiente de un restaurante exquisito, la intimidad y complicidad que se necesita como paso previo a un encuentro amoroso. Piensa que ahora eres una nueva mujer y tu cuerpo ha cumplido con el noble cometido de traer un hijo al mundo. Se merece que lo mimes y le permitas de nuevo ser un cuerpo seductor y gozoso.

16

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.