¿Es muy grave ser una madre sobreprotectora?

Convertirse en padres es una experiencia única en la vida y probablemente la más gratificante; desde el primer momento que hace contacto una madre con su bebé comienza a crearse un vinculo afectivo y a medida que crece el pequeño es mayor la conexión con sus padres.

Ahora bien, cuando llegan a cierto punto de su desarrollo en la etapa escolar requieren comenzar a explorar y descubrir cosas nuevas para adquirir conocimientos propios y dar inicio a un ciclo en el cual comiencen a identificar las cosas, razonar y tomar decisiones simples al mismo tiempo que establezcan una comunicación efectiva con los demás.

Sin embargo, hay madres que en el cuidado de sus hijos lo hacen de manera exagerada sin permitirles cierta libertad para explorar y además le transmiten una sensación de inseguridad al separarse de ellos; esto debido a sus propios miedos de los cuales no tienen el control y le transfieren el mismo sentimiento a los hijos.

En este sentido, se origina una sobreprotección que afecta la manera en la cual se relaciona el niño con sus semejantes y no le permite saber que puede separarse de su madre sin que ello amerite algo malo.

Por consiguiente, este niño tendrá diversos problemas al momento de relacionarse con los demás y en unos años esa madre sobreprotectora querrá controlar lo que debe hacer y cómo debe hacerlo que termina impidiéndole al hijo desarrollar su capacidad de razonamiento y toma de decisiones. Además no podrá sacar provecho de los errores que comete.

Madre e hijo

Madre e hijo

Signos de una madre sobreprotectora

Cuando las madres sobreprotegen a los hijos se hacen responsables de las tareas que involucren a los hijos, pretenden ser imprescindibles en su vida y le interrumpen su desarrollo como individuo.

Ahora bien, es posible que las madres se tomen la tarea de llevar las actividades del hogar para que los hijos no deban hacerlas, ya sea cocinar, limpiar, lavar los platos, acomodar el cuarto, entre otros.

Por otro lado, tratan de evitar a toda costa que sus hijos se sientan frustrados al llevar a cabo su rutina de guardar los cuadernos en el morral, tomar el envase del desayuno, entre otras cosas.

También son madres que están dispuestas a darlo todo por los hijos sin importar el sacrificio que ello amerite.

De igual forma, su instinto de protección es excesivo en el cuidado de los niños, para que éstos no sufran daño alguno o les pase alguna situación imprevista

Imagen madre sobreprotectora

Imagen madre sobreprotectora

Algunos consejos para evitar ser una madre sobreprotectora

Es necesario darle la libertad al hijo para que éste haga lo que desea con ciertos límites inculcados y así podrá tomar sus propias decisiones de manera acertada; sabiendo que le conviene y lo que debe evitar. Es necesario que viva sus propias experiencias ya sean positivas o negativas y que pueda aprender de sus errores para madurar como individuo; con ello ganará su confianza y se sentirá dispuesto a consultarle las cosas.

Por otro lado, debe ser una madre consiente que su hijo está creciendo y puede tener su propio uso de razón para enfrentar los retos de la vida; debe mantener una comunicación activa con su hijo para comprender qué le inquieta y juntos resolverlo. Es vital ofrecerle una guía para que canalice sus emociones y pueda exteriorizar lo que siente en un momento determinado.

Además, se debe evitar transmitir los propios miedos que en cierta medida son normales ya que puede temerse que pueda pasarles algo malo, tener un accidente, sufrir un asalto u otro percance pero debe desprenderse un poco de eso y dejar que su hijo gane seguridad ante la vida.

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies