¿Es posible reavivar el fuego de la pasión?

No hay discusión, una buena relación sexual enriquece tanto a nivel de espíritu como de emociones, además relaja los músculos y consigue que la persona se desconecte del mundo, olvidándose de las preocupaciones a la vez que contribuye a lograr un sueño reparador. Sin embargo, no todas las parejas pueden mantener el deseo y la pasión a flor de piel.

Para empezar, es necesario entender que la pasión dura lo que tiene que durar puesto que es la mezcla entre la atracción que se genera en la pareja, junto con las circunstancias de vida. Evitar que el deseo se desvanezca no es tarea sencilla, requiere compromiso por parte de ambos, para contribuir y aligerar la labor, se presentan algunas innovadoras maneras de incrementarlo:

Ser auténticos

En un mundo repleto de estereotipos, suele ser una tentación el tratar de parecerse a alguien, bien sea en el aspecto físico o en la forma de ser; no obstante, no existe nada mejor para lucir atractivo frente a los demás que la autenticidad.

Al ser quien en realidad se es, posibilita hacer uso de esa combinación única que muchas veces se desaprovecha, por el simple motivo de que se tiene la errada creencia de ser “común y corriente”. El consejo es que en lugar de perder el tiempo intentando erotizar a los demás, se emplee para auto erotizarse y descubrir los mejores atributos personales en cada uno de los sentidos.

Confiar en los instintos

Aunque todo ser humano nace con impulsos eróticos, la confianza sexual es algo que se tiene que aprender, de ahí que resulta fundamental hablar prejuicios, exponer los temores y aspectos que cause vergüenza. Con esto será más sencillo dejarse ser y confía en las sensaciones. Es algo así como, pensar menos y actuar más.

¿Es posible reavivar el fuego de la pasión y evitar que muera?

¿Es posible reavivar el fuego de la pasión y evitar que muera?

Valorar y cuidar el cuerpo

Para hacer el amor, se necesita un instrumento elemental, y es el cuerpo. Por ende, es necesario además de conocerlo, cuidarlo. Cuando este se quiere y se acostumbra a dejarlo expresarse estará siempre erotizante. Hay que recordar que la piel es el órgano sexual más extenso que se dispone, y el más importante es el cerebro, pues es el encargado de decir lo que se desea sexualmente, cómo y con quién se decide compartirlo.

Prepararse para hacer el amor

Es vital para mantener la pasión en la pareja, dedicar un poco de tiempo a indagar qué es lo que complace al otro y, en especial, auto regalarse un espacio para consentirse, conocerse y descubrir tanto necesidades, como intereses.

Dejar de evadir los problemas

Una pareja sexualmente sana, es aquella que antes de hacer el amor intenta resolver sus conflictos, si evadir siquiera aquellos que parezcan demasiado simples. La negociación amerita, hablar desde la realidad, dejando atrás el interpretar a la pareja y así poder plantear con claridad qué es lo que se necesita.

Asimismo, es importante perder el miedo de proponer, ser curiosos, juguetones, en fin, dejar de temer a sentir. Si bien, para muchos el sexo continúa siendo un tabú, la realidad es que el único pecado verdadero es censurar y castigar el cuerpo y los sueños porque otros siguen teniendo miedo de sí mismos.

1

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies