Estilo de vida gay

Contrario a lo que muchos dicen y/o piensan, a que por siempre y en todos los aspectos de la cotidianidad, han existido mitos y creencias populares que tienden a satirizar y generar burla, la comunidad gay, en específico el homosexual de hoy no es como muchos se lo imaginan y lucha por llevar una vida cada vez más normal.

Las diferencias son una constante en el mundo moderno. Según su orientación sexual, la sociedad en forma subjetiva clasifica a las personas en heterosexuales, homosexuales y bisexuales, olvidando que cada ser humano es diferente por esencia y que la manera como vive su sexualidad es de carácter individual e irrepetible, es decir, todas las personas viven su sexualidad de manera distinta.

Pero bueno, no se trata de entrar en controversia, sino de hablar de un fenómeno social que de un tiempo para acá se ha hecho más participe de los procesos democráticos que caracterizan a nuestras sociedades occidentales, en este caso la colombiana, mostrándose más abierta ante el común de las personas y levantando su voz en contra de la discriminación.

No hace muchos años, la orientación homosexual era penalizada como un delito que se castigaba con cárcel en la legislación colombiana. Con la constitución de 1991 se abrieron nuevos espacios para el libre desarrollo de la personalidad humana, para el respeto y la tolerancia de las diferencias por una orientación sexual específica y para la aceptación personal por un estilo de vida propio libre de tabúes y conceptos autodiscriminatorios.

Un estilo de vida nuevo y propio que nace con fuerza. Moda, ropa, sitios de rumba, planes turísticos, lugares exclusivamente dedicados a promocionar y organizar actividades que promueven la autodeterminación personal entre el homosexual de hoy.

La diferencia generacional en la manera de adoptar un estilo de vida dentro de la comunidad gay es supremamente evidente. Mientras que en la actualidad son más los jóvenes que comparten con su entorno esta realidad, viviéndola y demostrando que es “algo” normal, enfocando su tiempo y su pensamiento hacia la evolución de su realidad, las generaciones anteriores viven inmersas en mentiras consigo mismo y con quienes les rodea.

Esa situación es precisamente por la represión y discriminación que existía en el pasado. Esto sin querer decir que hoy la homosexualidad es aceptada del todo y por todos, pero que hasta cierto punto si es vista con otros ojos. Hay mayor tolerancia y respeto, la gente mira con menor recelo esta realidad quizá por que así como hay cada vez más gay “fuera del closet”, también hay muchas madres, familias y amigos (as) que siendo heterosexuales, comparten espacios con hombres o mujeres gay.

Estilo de vida gay

Estilo de vida gay

UNA VIDA NORMAL

Contrario a lo que la gente cree, gay no es solamente aquel hombre que se viste y actúa con ciertos comportamientos que tienden a ridiculizar y exagerar la sensibilidad y feminidad de una mujer. El gay (definición que se adopto inicialmente en los Estados Unidos) de hoy puede pasar desapercibido en el colegio, la universidad, el trabajo, el club, la calle…en fin, debido a la posición que adopta respecto a la manera como afronta su realidad.

En cuanto a diversión y esparcimiento, sitios de rumba en ciudades como Bogotá abundan, tanto en el sur, como en el centro o el norte de la ciudad. De todo y para todos los gustos y según los ingresos y capacidad económica que se tengan. En la capital, lo mejor en rumba gay se encuentra ya sea entre la 72 y la 93 o en la vía a la calera. Mientras que de la 72 hacia el sur, son muy pocos los sitios considerados como buenos y que en su mayor parte son denominados “huecos”.

Por sus ingresos económicos, el gay promedio puede darse una vida llena de gustos y satisfacciones materiales debido precisamente a que no tiene ninguna obligación familiar con esposas o hijos, por eso su capacidad adquisitiva y de compra es mayor.

La distinción y el buen gusto son características predominantes entre el gay de hoy. Para su buen vivir y vestir no escatiman en gastos económicos y la tendencia muestra una inclinación hacia marcas reconocidas en el mercado nacional y/o mundial. Teniendo en cuenta también los colores, las texturas, las combinaciones, le elegancia y en ocasiones la sobriedad y el buen gusto, que es predominante.

Por esas razones, además de la caballerosidad y amabilidad que lo caracteriza, no son pocas las mujeres que tienden a enamorarse de un gay y llegando a convertirlo en un amor platónico cercano. Esta es pues la verdad de una realidad que cada vez es más latente en la sociedad moderna y que copa muchos más espacios de los imaginados en la dinámica actual de nuestro país. No sólo con marchas, manifestaciones o demandas por la igualdad, el respeto o la tolerancia, sino también con su trabajo y su relación con el común de la gente.

El gay de hoy no es “la loca” que muchos imaginan que es, es más, tu hermano, tu mejor amigo, un primo, un tío o cualquier persona cercana a ti puede ser gay y no te has dado cuenta por una sencilla razón: la sexualidad es algo propio e individual que cada quien vive a su modo y que no tiene por que ser un elemento diferenciador para catalogar a la gente como buena o como mala. El mundo evoluciona y el pensamiento de los hombres con él. De ti depende que tu paso por esta vida sea positivo. Vivamos en armonía y dejemos vivir a los demás.

12

No Responses

Write a response

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies