Eunucos. Curiosidades sexuales de la Antigua Roma

¿Sabes de donde proviene el término “testificar”?… Una de las teorías afirma que su origen se encuentra en una costumbre existente en la Antigua Roma. Dicha costumbre consistía en que cuando un romano tenía que jurar algo, lo ratificaba apretándose con la mano derecha los testículos. Y así, de la tradición de jurar con los testículos, llegamos hasta la palabra “testificar”.

Claro que en la Antigua Roma, en la Roma de los Césares, no todos podrían jurar de esta manera, (aunque imagino que esta costumbre estaría reservado a los que no fueran esclavos), ya que se pusieron de moda los conocidos como Eunucos, es decir, aquellos que habían sufrido en sus órganos genitales algún tipo de trauma o mutilación. Por cierto, que esta práctica llegó desde el también Antiguo Egipto.

Clases de eunucos en la Antigua Roma

En concreto podían encontrarse tres clases de eunucos… Estaban los Spadones, a los que se las había quitado un testículo, lo cual no llegaba realmente a causarle un gran perjuicio. Luego estaban los Thibiae, que, aunque aún poseían completo el contenido de su bolsa escrotal, éste se encontraba inservible por haber sido sometido a brutales traumatismos. Por último podían encontrarse los Castrati, los que directamente habían sufrido la mutilación de los testículos.

Su función era variada. En algunos casos se trataba de asegurar que no tuvieran relaciones físicas con las mujeres de la casa, y en otros casos precisamente lo contrario, que tuvieran permanentemente satisfecha a la esposa que sufría de continuas ansias de amar. Y es que lo que perdían generalmente era la capacidad para fecundar, ya que en muchos casos podían ser practicando el coito con normalidad.

Otro método muy utilizado, para prevenir los encuentros amatorios furtivos entre las señoras de la casa y los esclavos, era ponerles a éstos lo que podríamos considerar como los antecedentes del piercing de hoy en día: una anilla atravesando su prepucio con lo que, imagino, intentaban que el glande no saliera a la luz. Supongo que el sujeto en cuestión intentaría evitar cualquier tipo de excitación que pudiera suponerle una erección y, con ella, un gran dolor.

Por cierto, “glande” en latín significa “bellota“.

Los eunucos eran los guardianes de los harenes

Los eunucos eran los guardianes de los harenes

Me pregunto cual de los dos elementos le daría el nombre al otro…

10

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies