Feromonas, estimulación del deseo

Si oímos la palabra “Feromonas” enseguida la relacionamos con deseo sexual, pero… ¿sabemos exactamente lo que son las feromonas y porqué su llegada a nuestra nariz pueden despertar la excitación de todos nuestros sentidos?.

Comencemos por ¿dónde se originan las Feromonas?… Las feromonas nacen en unas glándulas que están situadas en la zona de las axilas y de otras que se encuentran muy cerca de los órganos genitales. Así pues, es nuestro propio cuerpo el que las produce y luego son enviadas al exterior en el momento de la sudoración. Estas sustancias químicas inoloras causan en los demás sensaciones generalmente agradables y placenteras cuando entran en su radio de acción nasal.

Lo más curioso y fascinante es que pueden estar introduciéndose por nuestra nariz y llegando hasta nuestro cerebro, que es donde surgen las sensaciones y reacciones corporales, y despertar nuestros sentidos aun cuando no seamos conscientes de ello. Es por ello que han resultado ser una gran aliada de la Madre Naturaleza ya que colaboran activamente en la estimulación de la actividad reproductiva de las distintas especies, no sólo de la humana.

Ahora venden perfumes con feromonas

Ahora venden perfumes con feromonas

Por otra parte, no creas que lo de utilizar productos a base de feromonas para despertar el apetito sexual de los otros es un invento moderno. Se tiene conocimiento de que ya en la antigüedad, por ejemplo en el Egipto de los grandes Faraones, se utilizaban preparados que incluían sudor de las axilas masculinas para como eficaz afrodisíaco.

Hoy en día lo que si hay son Feromonas sintéticas, creadas en laboratorios, las cuales se ha demostrado que, si te impregnas con ellas, puede provocar en los demás que se sientan muy bien contigo, que les parezca muy agradable estar junto a ti.

Esto surgió cuando, allá por 1986, en los EEUU una científica de Pennsylvania, de nombre Winnifred Cutler, descubrió que estas sustancias químicas jugaban un papel protagonista en la interacción entre hombres y mujeres. Incluso demostró que la presencia de feromonas masculinas, por ejemplo, contribuyen a aumentar la fertilidad de la mujer y a que su menstruación sea más regular. Y un dato curioso, si hablamos de mujeres que viven juntas, aseguró que sus ciclos menstruales terminan coincidiendo tras varios meses de convivencia.

De estos estudios, por cierto, nació “Athena Pheromone“, en dos versiones, por supuesto, una para hombres y otra para mujeres. Este es un producto de feromonas que, te aseguran, traerá el éxito amoroso a tu vida.

Pero no nos engañemos, esto no implica que por utilizar este producto nos convirtamos en irresistibles ni que vayamos a conseguir finalmente el amor de esa persona a la que tanto deseamos. Como mucho nos ayudará a causar mejor impresión entre los que nos rodean y captar así mejor su atención, y también puede que a hacer más brillante nuestro capacidad natural de seducción, si es que contamos con ella. Al menos esta es mi humilde opinión…

4

No Responses

  1. Pingback: Un baño sensual con aceites esenciales 28 octubre, 2015

Write a response

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies