Funciones del vello púbico

Cuentan que ya desde la época del Antiguo Egipto era costumbre rasurarse el pubis para eliminar el vello púbico, utilizando para ello una mezcla compuesta de cera de abejas y azúcar o, en otras ocasiones, filos cortantes similares a navajas. Ahora bien, eran los hombres los que se depilaban y no las mujeres… También tanto griegos como romanos siguieron esta costumbre.

Claro que más curioso es lo que se hacía durante el siglo XIV, periodo en el cual los integrantes de la clase alta afeitaban sus partes nobles, si, pero es que además, utilizaban pelucas fabricadas… ¿adivinas con qué material?.

Curiosidades históricas aparte, lo cierto es que hoy en día tendemos, sobre todo las mujeres aunque entre los hombres también es una costumbre en alza, a eliminar sin más este poco estético elemento de nuestro cuerpo. Pero, ¿nos hemos preguntado alguna vez si tiene alguna utilidad ya que la madre Naturaleza nos ha dotado de él?.

Entre las distintas teorías existentes sobre la función real del vello púbico, la que tiene mayor cantidad de seguidores es la de que, como participa en la retención del aroma de las feromonas, sirve para estimular los sentidos y la libido del compañero sexual. ¿Qué son las feromonas?, son sustancias químicas que produce nuestro organismos para hacer llegar al otro el mensaje de que estamos preparados para el encuentro amatorio.

Y no sólo el aroma genital es, por así decirlo, afrodisíaco, también se considera que lo es, (de hecho antiguamente se fabricaban perfumes a base de ello), el olor característico que proviene del sudor de la axila, el de las glándulas sebáceas de la zona.

Maja desnuda de Goya

Maja desnuda de Goya

Otra teoría es que la existencia de vello crea una barrera que evita, desde el exterior, la llegada de virus o bacterias que puedan provocar infecciones genitales, sobre todo en el caso de las mujeres ya que protegen la entrada de la vagina. En este caso, se igualaría a la función que cumple, por ejemplo, el que se encuentra dentro de las fosas nasales. Pero esto no explica, a mi entender, porqué los hombres sólo cuentan con esta protección en la bolsa escrotal y no en el prepucio, o en el glande, que es por donde entran los elementos nocivos.

Quizás esté esto relacionado con lo que afirma una tercera teoría, la que asegura que la función principal de este vello es que los órganos genitales se mantengan siempre a una temperatura cálida, garantizando así su correcto mantenimiento y funcionamiento. Esto puede explicar el recubrimiento de la bolsa escrotal.

Mantener el vello púbico o depilarlo

Ahora bien, llegamos a lo de ¿es necesario mantener este vello o es mejor depilarlo?

Llegados a este punto creo que es mejor que cada uno tome su propia decisión. Eso si, personalmente creo que, dado que ya hoy lo protegemos con ropa limpia que además mantiene la zona a temperatura óptima, lo mejor es mantenernos depilados. Hay que tener en cuenta que precisamente el hecho de que sea una zona cálida y húmeda favorece también la proliferación de agentes infecciosos, con lo cual mantener una higiene lo más estricta posible ha de ser la más importante de nuestras premisas.

Además, estéticamente hablando resulta más bello. Pero claro, eso también es cuestión de gustos y preferencias.

12

No Responses

  1. Pingback: Métodos para depilar el vello público 11 abril, 2015
  2. Pingback: Feromonas, estimulación del deseo 17 abril, 2015

Write a response

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies