Impotencia masculina

Puede haber multitud de circunstancias por las cuales el pene no entre en erección, o lo haga de manera insuficiente como para efectuar el coito. Si esto ocurre de manera ocasional, no tiene la menor importancia, ya que puede deberse a las mas variadas causas: cansancio, sueño, detalles de la pareja que nos han molestado, preocupaciones, insuficiente estimulación y un larguísimo etc. Hablamos de la impotencia masculina.

Solo cuando esta nula o escasa erección del pene es mas o menos permanente, es cuando podemos hablar de impotencia masculina.

Podemos hacer dos grandes grupos con las causas de la impotencias: causas físicas y causas psicológicas (aunque ambos tipos de causas pueden darse simultáneamente).

No ahondaré en las causas físicas, pero mencionaré a modo de ejemplo algunas: Hiper o Hipotiroidismo, Hiperfunción suprarrenal, Hipertensión (por la medicación antihipertensiva),en algunos casos la Diabetes Mellitus, consumo de barbitúricos, abuso del alcohol, etc.

Entre las muchas causas psicológicas posibles citaré las siguientes:

a) Miedo al fracaso, que puede aparecer ante un episodio fortuito de impotencia que luego se perpetua, ya que el estar permanentemente pendiente de si se logra o no la erección, dificulta que se desencadenen los reflejos que podrían conducir a la misma.
b) Relaciones destructivas dentro de la pareja, que puedan hacerle sentir al varón como menospreciado o utilizado.
c) Sentirse presionado por la expectativa de alcanzar altas cotas de ejecución sexual.
d) Fuertes sentimientos de inferioridad o fracaso.
e) Miedos adquiridos en la infancia. etc.
f) Mensajes contradictorios de la pareja (de interés y de desinterés por el sexo)

Si lo que queremos es prevenir, debemos ir desechando de nuestra cabeza, esa tónta y falsa idea de que el hombre debe ser “muy hombre”,y estar siempre muy dispuesto y ser capaz de satisfacer siempre a su pareja; ¿porqué? ¿quién dice que no podamos estar preocupados, desanimados, o simplemente enfadados? También seria conveniente que todos supiéramos que la mayoría de hombres pasan por etapas de dificultades sexuales, entre las que la impotencia seria la más habitual.

Consejos sobre la impotencia masculina

Consejos sobre la impotencia masculina

Diciendo las cosas de otra forma, diríamos que no debemos sostener nuestro orgullo personal en el grado de erección de nuestro pene.

Por otra parte, las diferencias que tengamos con nuestra pareja y los sentimientos que produzca en nosotros su actitud, debemos expresarlos abiertamente, sin evitar a cualquier precio una discusión, pues de lo contrario, si nos callamos eso que nos molesta, corremos el riesgo de que esas diferencias o sentimientos se trasladen a la relación sexual, ocasionando molestias como puede ser un episodio o una temporada de impotencia.

Pero si finalmente se produce la molesta impotencia, pueden seguirse los siguientes consejos la impotencia masculina:

No le des ninguna importancia si solo te ha ocurrido en una ocasión, o en varias pero coincidiendo con cambios en tu vida por ejemplo: cambio de pareja, enfermedades, stress, disputas de pareja, etc. Simplemente espera, seguramente todo volverá a la normalidad.

Si se trata de una impotencia masculina no pasajera, observa si te ocurre siempre incluso si intentas masturbarte, de ser así consulta a un médico-urólogo para descartar problemas físicos, una vez descartados o solucionados, acude a un psicólogo-sexólogo si el problema continua.

Si solamente observas el problema durante el coito, o solamente con una pareja pero no con otra en el caso de que mantengas relaciones con mas de una persona, consulta directamente a un profesional de la psicología-sexología.

12

No Responses

Write a response

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies