Incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria es un trastorno que cada vez afecta a mayor número de personas. Toser, estornudar, o lanzar una carcajada, puede convertirse en un problema si con ello se provoca un escape de gotas involuntarias de orina que mojan la ropa interior.

Los afectados viven con el temor de no tener un baño cerca en todo momento, así como una muda de ropa, y suelen recurrir incluso a dejar de ingerir líquidos para ver si desaparecen los escapes. Todo esto les lleva, en muchos casos, a padecer, aparte del problema puramente físico, trastornos de ánimo que pueden llevarlos a aislarse de los demás y a caer en la depresión.

Además no suelen querer acudir a un especialista por considerarlo como algo normal, (por un parto vaginal reciente o por haber sobrepasado los 65 años, por ejemplo), o por temor a tener que someterse a algún tratamiento que resulte aún más molesto. Simplemente se limitan a utilizar compresas adecuadas y a vivir su “problema” en secreto.

Imagen para ilustrar el post de incontinencia urinaria

Imagen para ilustrar el post de incontinencia urinaria

¿Cuales son las causas de la incontinencia urinaria?… Las estadísticas hablan de que la mitad de los afectados por este trastorno lo son a causa de una infección de orina, o por padecer uretritis o vaginitis atrófica (consecuencias habituales de la menopausia), también por sufrir retención de líquidos a causa de insuficiencia cardíaca, por estreñimiento crónico (cause la opresión de la vejiga), o por estar sometido a algún tratamiento que la provoque, o por consumo de alcohol. En estos casos se considera que es IU reversible o transitoria.

Se considera Incontinencia Urinaria Permanente cuando se padece de vejiga espástica, (que provoca su vaciado involuntario), o cualquier otra disfunción que la provoque sin que pueda ser evitada con tratamiento. Generalmente esto se produce en personas de muy avanzada edad.

(En incontinenciaurinaria.com puedes encontrar una descripción más detallada de las posibles causas).

Entre las recomendaciones para evitarla, o al menos aliviar sus consecuencias, encontramos:

– No beber líquidos antes de ir a dormir, sobre todo evitar el té y el café, para evitar escapes nocturnos o nicturia. También el acostumbrarse a ir a menudo al baño evitando así que la vejiga se llene por completo.

– Practicar ejercicios que pueden ayudar a reforzar los músculos vaginales (en el caso de las mujeres) y los esfínteres (en todos los casos), como el de bloquear y desbloquear la salida de orina, controlándola así y fortaleciendo la zona.

– Someterse, en caso de que esté indicado, a un tratamiento médico y seguirlo correctamente. En ciertos casos puede que haya que acudir a la cirugía.

¿Quienes suelen padecer IU o incontinencia urinaria?… Es más frecuente en niños pequeños que aún o controlan sus esfínteres, hombres con problemas de próstata, mujeres que han dado a luz vaginalmente, en personas mayores en 65 años y en enfermos neurológicos.

Puedes encontrar información aún mas detallada en nuestro blog de salud.

5

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.