Íncubos y súcubos, juguetones demonios sexuales

Numerosas leyendas medievales hablan del sexo de los demonios. Se dice que el demonio masculino llevaba el nombre de íncubo, y el demonio femenino súcubo, y que, por lo general, estos demonios se acercaban a sus presas mientras estas se hallaban durmiendo, aunque se cuentan casos de mujeres atacadas estando despiertas.

Existen variaciones de estas leyendas sexuales demoníacas. En Zanzíbar existe lo que se conoce como Popo Bawa, que ataca sólo a los hombres cuando estos están en sus camas. En Chilo, un pueblo de Chile, las leyendas hablan de un enano miserable, conocido como el Trauco, que engaña a las mujeres jóvenes, y luego las seduce. En Hungría las leyendas se centran en Liderc, un depredador sexual demoníaco que vuela al amparo de la oscuridad y que aparece de improviso al encenderse la luz.

Cualquiera de los anteriores súcubos han podido ser la causa de algunos embarazos inesperados o no deseados, especialmente en las mujeres solteras. Aunque, claro está, es fácil de comprender que esto ha alimentado las leyendas más desagradables.

Incubos y Sucubos. Entidades del bajo Astral

Incubos y Sucubos. Entidades del bajo Astral

Algunos confunden los íncubos con el legendario síndrome del Old Hag, pero no lo es. El episodio Old Hag suele estar restringido a una sensación de gran presión en el pecho, y no de un encuentro sexual fantasmal. Otra diferencia entre los íncubos y los súcubos con respecto al Old Hag, es que los primeros no son siempre desagradables, mientras que el Old Hag viene casi siempre acompañado de una sensación de asfixia.

Los expertos consideran que los íncubos y los súcubos son sensaciones imaginarias y no reales, sobre todo por el hecho de que se aprecian las sensaciones de que alguien o algo sale de tu cuerpo y permanece en suspensión. Aunque claro, algunas personas dicen haber sentido algo parecido al coito, una penetración en toda regla.

¿Quién puede decir con seguridad si estos hechos son reales o imaginarios?. Quizás sólo los que lo hayan experimentado… ¿o no?.

14

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies