Inseminación artificial, buscando el embarazo

La inseminación artificial está indicada para cuando exista algún tipo de impedimento que obstaculice la normal llegada de los espermatozoides al lugar en donde el óvulo le espera. Esto puede ser causado o bien por una mala calidad del moco cervical o del semen, o por cualquier otro tipo de reacción adversa o alergia producida en el flujo vaginal ante la llegada del líquido seminal. También puede ocurrir que, simplemente, el hombre produzca pocos espermatozoides o que los que sí que produce sean demasiado lentos y mueran antes de conseguir su objetivo.

En principio, ante un caso de dificultad para conseguir un embarazo, lo que se hace es medicar a la paciente buscando así estimular su ovulación. Para ello, por supuesto, es necesario conocer el inicio de su ciclo menstrual y aplicar así el tratamiento en el momento correcto. Más tarde, una vez que se compruebe que el periodo fértil de dicho ciclo ha comenzado, se procede a inseminar a la paciente con una cánula especial que lleva en su interior una muestra del semen del futuro padre que ha sido previamente tratada, intentando así conseguir que tenga la máxima calidad posible. Se trata de conseguir que el semen quede depositado cerca de las trompas de Falopio.

Óvulo Inseminación Artificial

Óvulo Inseminación Artificial

Este método de inseminación artificial tiene la ventaja de apenas resultar molesto. En menos de media hora, y sin necesidad de anestesia, se puede llevar a cabo este tipo de reproducción asistida. Además, su costo es menor que el de otros métodos de fertilización. Eso si, requiere de la activa y completa disposición y colaboración de ambos miembros de la pareja, pues requiere que estén los dos en la consulta en el preciso momento en que comience el periodo fértil para poder obtener el líquido seminal del hombre.

Luego habrá que esperar al menos dos semanas antes de realizar las pruebas pertinentes, la prueba del embarazo, para saber si se ha producido o no el deseado embarazo. En caso de que no se consiga no hay que desesperar, generalmente son necesarios al menos tres intentos antes de que el la fecundación se produzca.

10

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.