La menopausia, problemas y soluciones

La menopausia puede precipitar la aparición de dos cambios físicos que pueden causar problemas en la pareja: la pérdida de la libido y la sequedad vaginal. Muchas mujeres experimentan una pérdida de la libido durante los años de la menopausia. Es decir, sufren una disminución del deseo sexual. Dado que las mujeres, por regla general, suelen experimentar un impulso sexual más bajo que los hombres, esta pérdida de la libido sería un duro golpe para la relación.

Así que nos planteamos la pregunta, ¿qué podemos hacer al respecto?. Por un lado, ¿debería la mujer tener relaciones sexuales para que el hombre estuviera feliz, incluso si ella no tiene ganas?, ¿deberíamos esperar hasta que la mujer recuperara su libido?, pero… ¿y si nunca volviera de nuevo?.

Realmente este acalorado debate lo sufren muchísimas parejas hoy en día. Muchos sexólogos afirman que las mujeres pueden disfrutar del sexo y tener un orgasmo incluso si comienzan el acto sexual sin ganas, por lo que quizás tener sexo sin ganas sería una opción dentro de la menopausia, ya que, una vez que las cosas se ponen en marcha, el deseo llegará tarde o temprano.

Menopausia precoz

Menopausia precoz

Sin embargo, claro está, debemos tener en cuenta para ello que nuestra relación sea lo suficientemente buena como para poder empezar sexo sin ganas, y sobre todo, que él tenga la paciencia suficiente para no intentar perder los nervios si la mujer no llega al orgasmo con rapidez.

El segundo gran obstáculo del que os hablábamos en la menopausia es la sequedad vaginal, que provoca que las relaciones sexuales sean dolorosas. Realmente, esto es mucho más fácil de resolver. El remedio más sencillo es un simple lubricante soluble en agua, mientras que la solución médica es una aplicación tópica. Se puede insertar en la vagina una pastilla hormonal para que la vagina lubrique.

No preocuparos en absoluto porque estos síntomas son muy comunes en muchísimas parejas. Algunos expertos llegan a afirmar que los padecen dos tercios de las mujeres. No tengáis reparo en hablarlo con vuestro médico, para trabajar en una posible solución. Después, hablar con vuestra pareja relajadamente, para saber a dónde queréis llegar los dos.

7

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies