¡La respuesta sexual puede cambiar con la edad!

El sexo nos acompaña en la mayor parte de nuestra vida. Aunque hubo épocas pasadas en las que erróneamente se identificaba la actividad sexual como algo propio de la juventud. Hoy en día está plenamente asumido que el sexo nos acompaña como un reflejo de nuestro pulso vital. Sin embargo, la manera en la que la respuesta sexual influye en nosotras cambia  según el momento de nuestra vida en el que nos encontremos.

La respuesta sexual en las diferentes edades

Resulta difícil intentar encajar las etapas de nuestra vida sexual en un patrón fijo. Es que no todos pasamos por las mismas circunstancias. El abanico de experiencias que puede vivir cualquier persona es múltiple. Hay etapas sexuales que suelen ser comunes en la mayoría de las personas de acuerdo con la respuesta sexual que han tenido. La infancia, por ejemplo; desde pequeños los niños quieren descubrir las diferencias físicas entre los sexos. Tratan de explorar su cuerpo y sienten gran curiosidad por saber cómo es el cuerpo de los demás. Desde muy pequeños a los niños les gusta mirar. De hecho, inician los primeros juegos sexuales aunque sean de carácter inocente.

Respuesta sexual en una edad temprana

Es habitual que en muchos casos se despierte un interés que les lleve a realizar actividades auto exploratorias y auto estimuladoras. Es normal que se toquen los genitales por curiosidad, al hacerlo, experimentan placer. Con el tiempo, se van haciendo mayores y estas conductas se hacen menos espontaneas y pasan desapercibidas. Aunque eso no implique que no estén presentes. Esto es porque en esta fase aparecen las primeras prohibiciones relacionado con lo corporal, por lo que la respuesta sexual se vive de forma menos evidente.

En la juventud, entramos en la fase de plenitud sexual. Es una etapa que para muchos el sexo se intenta vivir de forma desenfrenada. En un punto hasta de forma inconsciente, el deseo es alto y se intenta satisfacer de forma impulsiva e inmediata, sobre todo, en el caso de los chicos. Al inicio de esta etapa el desconocimiento y la inexperiencia todavía dominan las relaciones sexuales. Principalmente porque los jóvenes todavía sienten incomodidad de decirle a su pareja lo que realmente desean.

respuesta sexual humana

respuesta sexual humana

La edad más complicada siempre será la adulta

La entrada en esta edad siempre será distinta en función de cada persona. La respuesta sexual pasa a vivirse de manera totalmente diferente. Las pasiones desenfrenadas quedan atrás y la sexualidad se vive de otra forma. Una  más profunda e intensa, se deja  atrás la vergüenza o pensamientos de épocas pasadas. Sin embargo, en esta etapa surgen miedos y ansiedades en aspectos diferentes, fruto del progresivo declive físico propio de la edad. Mayormente sucede en el caso de los hombres, ya que puede ser una etapa confusa. Sobre todo, por el punto de vista biológico que hace que algunas capacidades sexuales se vean algo disminuidas.

En la etapa más madura del hombre, se suele dar una disminución notable de la respuesta sexual. Ocurre no porque desaparezca el interés por el sexo o disminuya el deseo, sino  por la rutina y el acomodamiento tras años con la misma pareja. Por otra parte, estos suelen ser años dedicados a la crianza de los niños que equivalen a periodos de cansancio y escaso tiempo libre. En la mujer la llegada de la menopausia proporciona una respuesta negativa. Los cambios fisiológicos que acompañan a la respuesta sexual disminuyen de forma evidente. Probablemente una persona de 40 años se sienta joven y sienta plenitud en su sexualidad, pero en una edad más avanzada el cuerpo se va agotado lentamente, y es inevitable.

3

No hay comentarios

Escribir un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.