Los riesgos del sexo oral, mejor prevenir

Cuando nos referimos al sexo oral no estamos hablando de conversar e intercambiar impresiones con la pareja ni de hablar por teléfono de sexo. El adjetivo “oral” no va por ahí, no. Y aunque esta opción puede resultar divertida y excitante, el verdadero sexo oral los es aún más.

Esta opción sexual consiste en la estimulación de la zona genital utilizando la boca o la lengua, o ambas a la vez, normalmente al compañero/a de juegos, (porque a uno mismo ya me gustaría a mí saber cómo se consigue). Como toda actividad sexual tiene sus riesgos. De hecho es la manera más común de pillar algo más que placer. Hablamos de infecciones y ETS. Y como en el resto de intercambios sexuales, más probabilidad existe no sólo de contagiarse, sino también de contagiar.

Riesgos del sexo oral y enfermedades de transmisión sexual

La sífilis, la clamidia, el herpes genital y la gonorrea son las infecciones más habituales a transmitir. El VIH y la Hepatitis A, B y C también lo son, aunque en menor medida, pero no hay que confiarse porque pasar, puede pasar.

Dependiendo del tipo de infección que se haya adquirido mediante el sexo oral, los síntomas son diferentes, o puede no haber síntomas en absoluto. Lo importante es que, a la más mínima sospecha de ser portador de alguna de ellas, la visita al médico es necesaria, y cuanto antes mucho mejor.

Por otra parte, también se debe estar seguro de que la pareja no padezca ninguna ETS. Cualquier señal de infección en el área genital que veamos en el otro como úlceras, erupciones u otra alteración de la piel en zonas del ano o la boca, pueden indicarnos la presencia de alguna ETS. Así que, ¡mucho ojo!.

Otras precauciones a tomar son la de evitar el sexo oral con una mujer que en ese momento esté menstruando, o con alguien que manifieste heridas no cicatrizadas tanto en la boca como en el área de los genitales. Hay que recordar siempre que la sangre es una magnífica propagadora de enfermedades.

El semen y los fluidos vaginales no tienen menos riesgo de todas formas, así que debe evitarse que entren en contacto los ojos.

Hablamos de los riesgos del sexo oral

Hablamos de los riesgos del sexo oral

Prevención de ETS en la práctica del sexo oral

La mejor prevención, sin duda, es el uso del preservativo, tanto masculino como femenino , que harán de barrera para el contagio. (Aviso importante: nada de espermicidas en ellos). Y durante el sexo oral, aunque el receptor no tiene tanto riesgo de contraer una infección como el emisor, sí que lo tiene. No hay que tentar a la suerte.

Espero que os haya quedado clara la información. Desde una simple infección en la garganta hasta el VIH o la Hepatitis pueden representar un problema para la salud. Y, por mucho que uno se cepille los dientes o se enjuague la boca con algún producto bucal de farmacia después de hacerlo (el lavarse los dientes antes no es recomendable por si se producen heridas, por muy pequeñas que sean), no servirá de nada.

10

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies