Madres solteras e inseminación artificial

Hoy en día las mujeres que optan por afrontar en solitario la maternidad disponen de diversas técnicas de reproducción asistida que les permiten consolidar su sueño de convertirse en madre. En el caso de aquella que decidan someterte a una inseminación artificial, deberán recurrir a una donación de esperma, que es precisamente de lo que se hablará en este post.

La inseminación artificial con semen de donante, forma parte desde hace varios años de muchas legislaciones en diferentes países permitiéndoles a mujeres sin pareja – o en su defecto, con pareja femenina – recurrir a este tipo de tratamiento para quedar embarazadas.

Inseminación artificial con semen de donante (IAD)

IAD, es una técnica a través de la cual es introducida en el interior del útero de la paciente, una muestra con los espermatozoides seleccionados empleando una cánula.

Para la realización de este tratamiento, la misma debe someterse a un estudio previo de fertilidad a fin de descartar la posible existencia de algún problema de infertilidad, así como también, determinar si es la más indicada para lograr la gestación.

Tasa de éxito en tratamientos de inseminación artificial

Porcentualmente hablando, el éxito de la inseminación artificial es del 39 % en mujeres menores de 34 años en el primer intento, rondando en el 65% para el tercero. A medida que es mayor la edad, este porcentaje va disminuyendo.

Requisitos para hacerte una inseminación artificial

Toda mujer que quiera someterse a una IAD, tiene que contar con capacidad natural para ovular y que al menos, una de sus trompas sea permeable.

Madres solteras y la inseminación artificial

Madres solteras y la inseminación artificial

Pasos para una inseminación artificial en madres solteras

Estimulación ovárica anterior a la inseminación artificial

Por regla, las mujeres producen únicamente un óvulo por cada ciclo menstrual. Y aunque se requiere solo un óvulo, para esta esta técnica, la paciente deberá someterse a un tratamiento que le permita incrementar sus posibilidades de éxito, conocido como estimulación ovárica.

El especialista es quien determina la medicación en función de ciertos criterios, entre ellos, la edad de la paciente, su analítica corporal, morfología de sus ovarios, índice de masa corporal, además de los resultados obtenido en ciclos de fertilidad previos. A través de la administración de fármacos hormonales el ovario es estimulado para que se produzcan más folículos, que luego se trasformarán en óvulos.

Preparación de la muestra de semen para la inseminación artificial

Como se necesitan los espermatozoides de un donante para hacer posible el tratamiento, la mujer tendrá que acudir a un centro homologado que respalde la procedencia de la muestra de semen.

Las técnicas de preparación consisten en la selección de los mejores espermatozoides de acuerdo a su movilidad y morfología, descartando aquellos lentos, inmóviles o muertos a fin de optimiza la muestra que se empleará en la inseminación.

Inseminación artificial

El último paso sucede el mismo día de la ovulación y se ejecuta empleando una fina cánula por medio de la cual es depositado el esperma, pudiendo ser en el interior del útero  o en su cuello. Se trata de un procedimiento rápido, sencillo e indoloro, bastante similar a una citología pues se emplea un espéculo que facilita el acceso de la cánula. Culminada la inseminación, la paciente puede marcharse a su rutina normal, ya que no se requiere cuidado especial.

1

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies