Mioma uterino afecta alrededor del 50% de las mujeres

Prácticamente todas las personas han oído hablar de los miomas, pero no todo el mundo sabe exactamente lo que son, cuáles son las causas y los síntomas que ellas pueden causar, y también como deben ser tratados.

Los síntomas más comunes de estos nódulos son sangrado uterino anormal, dolor, infertilidad, aborto, entre otros. Pero hay que destacar que en muchas mujeres son asintomáticas.

Los miomas uterinos es una enfermedad de incidencia alta. Alcanza el 50% de las mujeres de edades comprendidas entre 30 y 50 años. Ocurre de tres a nueves veces más en las mujeres negras.

Otros factores de riesgo para los miomas uterinos son:

  • Herencia: la historia de la enfermedad en la familia (madre o hermana).
  • Obesidad, aumento de peso: el sobrepeso puede conducir a la disfunción hormonal debido a la mayor cantidad de células de grasa.

¿Qué son los miomas uterinos?

Los miomas son tumores benignos que se desarrollan en el útero y que a menudo aparecen durante la edad fértil. Se desarrolla a partir de tejido del músculo liso del útero (miometrio) que crece dentro o fuera del útero. Una célula se divide repetidamente y desenfrenadamente para formar una masa diferente de los tejidos cercanos. El mioma puede cambiar el formato del organismo a medida que se desarrolla.

El origen de los miomas es desconocido. Pero se sabe que su crecimiento se produce por inducción hormonal, sobre todo por los estrógenos.

Tipos de miomas

Los miomas se clasifican de acuerdo a su ubicación en la pared del útero:

Submucosos: aparecen en el interior del útero, en la parte más profunda del organismo. Ellos son menos comunes, pero pueden causar sangrado profuso y la anemia, pues llevan a intensos y prolongados periodos menstruales.

Intramural: crece en el interior de la pared uterina y se expande, haciendo que el útero aumenta su tamaño. Ellos son los tipos más comunes de los miomas y suelen causar sangrado menstrual abundante, dolor pélvico o sensación de pesadez y cólicos.

Subserosos: surgen en la parte externa del útero, generalmente crecen fuera. No acostumbran afectar el flujo menstrual. El síntoma principal es el malestar percibido cuando comprimen otros órganos de la pelvis, como el intestino.

Pediculados: pueden ser confundidos con tumores ováricos. Que se adjuntan al útero solamente por un tejido llamado pedículo. Por lo general es asintomática, el crecimiento de los miomas en el tiempo puede predisponer a la torsión de su pedículo, causando dolor agudo, que puede llevar a la necesidad de cirugía de emergencia para su eliminación.

Miomas intracavitarios: se encuentran totalmente dentro de la cavidad uterina. A menudo causan sangrado entre períodos y, a menudo causan cólicos.

Mioma uterino

Mioma uterino

Síntomas

A pesar de ser un problema muy frecuente, muchas mujeres con miomas uterinos son asintomáticas. Es decir, la enfermedad a menudo no causa síntomas. Pero los síntomas principales y más comunes producidos por mioma son los siguientes:

  • Sangrado menstrual excesivo.
  • Menstruación irregular fuerte y períodos menstruales prolongados, siete días o más de sangrado menstrual, que puede conducir a la anemia.
  • Sangrado mensual atípica (entre un período y otro), a veces con coágulos.
  • Sensación de presión o dolor pélvico/cólicos
  • Dolor abdominal
  • La incontinencia urinaria /micción frecuente
  • Dificultad para vaciar la vejiga
  • Funcionamiento irregular del intestino/estreñimiento
  • Dolor durante las relaciones sexuales

Cada caso es diferente, y todo depende sobre todo de la ubicación del mioma.  A veces el mioma es pequeño y no molesta a la mujer. Lo importante es que no se desespere… Pero, sí, consulte a su médico, que analizara: ¿dónde está el mioma? ¿Cuántos son? ¿Cuál es el tamaño? Y así nos indicará la mejor manera de tratar el problema.

Tratamientos

El tratamiento dependerá de la ubicación, tamaño y número de los miomas. Puede que sea clínica o quirúrgica. Estos factores también pueden determinar si el mioma impide un posible embarazo o aumenta el riesgo de aborto involuntario.

En las mujeres con miomas uterinos, más asintomáticas o con apenas síntomas leves, optar por el acompañamiento médico, sin necesariamente hacer uso de cualquier medicamento o cirugía, puede ser la mejor opción.

Otras opciones de tratamiento son:

Histerectomía: cirugía que se utiliza para extirpar el útero. Sin embargo, no se recomienda para mujeres que aún desean tener hijos o si quiere mantener su útero.

Miomectomía: cirugía para extirpar los miomas preservando el útero. Está indicado para las mujeres que desean preservar la fertilidad o para aquellas que tienen la infertilidad causada por miomas.

Embolización: procedimiento en el cual se inyecta la sustancia para bloquear la alimentación del tumor. No es una opción considerada completamente segura para mujeres que aún desean tener hijos.

Ultrasonido focalizado y guiado por resonancia magnética: las ondas ultrasónicas se dirigen a una región específica del tumor, en el que la temperatura aumenta hasta 90 ° C, destruyendo el tejido. Se están realizando estudios para evaluar los casos para los que el método es eficaz.

Medicamentos: no acabara con los tumores, pero se aconseja su uso para reducir los síntomas. Ellos pueden estar basados ​​en hormonas, anti-inflamatorios o antifibrinolíticos.

Por último, vale la pena mencionar: mientras que el mioma es un problema femenino típico y de gran incidencia, no siempre su presencia es perturbadora. El mayor problema, por supuesto, es cuando se presentan los síntomas, empeorando la calidad de vida del paciente.

Es esencial que las mujeres mantengan la calma ante la sospecha o descubrimiento de un mioma y seguir todas las directrices aprobadas por su médico de confianza.

9

No Responses

Write a response

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies