El mito del orgasmo simultáneo

Siento ser fuente de decepción para más de un lector, pero la idea de que el orgasmo simultáneo es la norma durante las relaciones sexuales es tan sólo una falsa idea, un mito que nació a la vez que las novelas románticas del siglo XIX, en las que los protagonistas, para darle un nivel aún más sublime al asunto, experimentaban el éxtasis amoroso a la vez, como si de un único cuerpo se tratase.

Obviamente, esta creencia ha persistido hasta la actualidad, creando malentendidos nefastos sobre todo entre los más jóvenes. Se llega a creer que el llegar al orgasmo los dos a la vez es señal de que están hechos el uno para el otro, igual que si se tratase de una especie de “señal” del destino. Y si no se consigue sólo puede significa significar dos cosas, a cada cual más mala: o que el otro no es el “elegido”, o que uno mismo/o tiene un problema que le impide “sincronizar” con la pareja.

Nadie puede negar que un orgasmo simultáneo sería increíble, pero es bastante difícil de conseguir si se es joven e inexperto ( aquí entran factores tales como la inseguridad y el poco control sobre la eyaculación) . Tampoco sucedería durante una “noche loca” o durante una “corta aventura” ( a menos que se sea un “maestro” a la hora de estimular a la otra parte). Ahora bien, las probabilidades aumentan cuando los miembros de la pareja han estado juntos el suficiente tiempo como para conocer las necesidades y gustos sexuales del otro y, como no, su tiempo de respuesta en ese ámbito.

Buscar el orgasmo simultáneo

Buscar el orgasmo simultáneo

Pero antes aclaremos algo. Cuando se habla de orgasmo simultáneo esto implica que ha de producirse durante el coito. Y precisamente ahí radica el problema.

Al contrario que el varón, la inmensa mayoría de las mujeres no alcanzan el clímax durante el coito, es decir, durante la penetración. Fue la famosa investigadora Shere Hite la que lo demostró en 1976, con un entonces polémico informe que levantó muchas ampollas: el Informe Hite. Hasta tal punto se ganó tantos enemigos en Estados Unidos que tuvo que abandonar el país.

Esta es la explicación de por qué es tan difícil conseguir llegar al orgasmo simultáneo. Si el hombre puede y la mujer no ( al menos la inmensa mayoría, como ya apunté antes ), pues no hay nada más que decir.

Luego existe una segunda dificultad añadida que es la capacidad del varón para controlar la eyaculación.

Desde luego esta sería una buena opción para ayudar en la búsqueda del ansiado orgasmo simultáneo, pero depende de varios factores. Ya nos hemos referido a los hombres más jóvenes, muchos de los cuales no pueden ejercer ningún control a la hora de llegar a su clímax, y más aún si sufren de eyaculación precoz. Luego están aquellos que van a lo suyo y no quieren estar esperando… Total, que así nos va.

Al final va a ser verdad eso de que “No hay mujeres frígidas sino hombre inexpertos”.

25

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies