Mitos sobre el herpes genital

El herpes genital es común. Muy común. De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, aproximadamente uno de cada seis adultos tiene herpes genital, una infección de transmisión sexual (ETS) causada por el virus del herpes simple. Si bien puede ser súper común, todavía hay una gran cantidad de mitos sobre el herpes, tenemos algunos para aclarar.

Si yo no tengo molestias, no tengo herpes genital

El herpes puede permanecer latente (algo así como que está en hibernación) durante años sin causar ningún síntoma perceptible. Debido a esto, muchas personas no saben que la tienen y pueden tener problemas para saber cuándo y como se contagiaron. Cuando los síntomas se presentan, es común que aparezcan pequeñas ampollas en o alrededor de los genitales. Las ampollas pueden parecerse a las espinillas con un líquido transparente en el centro, y pueden ser dolorosos o tener una sensación de ardor. La mejor manera de averiguar si usted tiene herpes es  ver a un médico si se presenta dolor, ampollas o una llagas.

No tener relaciones sexuales, te libra de tener herpes genital

El herpes se transmite por contacto piel a piel con una persona portadora del virus. Eso significa que puede contraer herpes por tocar, besar y sexo oral, vaginal o anal. Las personas que tienen herpes no siempre saben que tienen el virus, y pueden no presentar alguna herida visible en la piel.

Dicho esto, el riesgo de contraer el virus es más alto si ha tenido contacto con una pareja que no tiene unos síntomas visibles. El uso de condones puede disminuir el riesgo de propagación del virus, pero no lo elimina por completo.

No hay una cura para el herpes genital

La mala noticia es: Una vez que tiene herpes, estará contigo por el resto de su vida. El virus puede permanecer latente durante largos períodos de tiempo, entonces causar “brotes” en momentos de estrés, enfermedad o cuando las defensas del cuerpo estén bajas. Ahora, las buenas noticias: Hay medicamentos que se pueden tomar para hacer que un brote desaparezca más rápido. Si brotes aparecen una vez cada pocos años, puede tomar los medicamentos sólo cuando este se presente. Pero, si usted presenta brotes con mayor frecuencia, es recomendable tomar medicamentos a diario para prevenir. Una discusión con su medico le ayudará a decidir qué estrategia es la mejor para usted.

Algunos mitos sobre el herpes genital

Algunos mitos sobre el herpes genital

No puedo tener un bebé si tengo herpes genital

Esto es algo que preocupa a muchas mujeres cuando se enteran de que tienen herpes. Afortunadamente, no es cierto. Generalmente las mujeres que tienen herpes dan a luz a bebés sanos. Sin embargo, si usted tiene herpes, es importante contar con una consulta médica para que él o ella puede controlar los síntomas. Si en el momento del trabajo de parto tiene alguna herida en el cuello uterino, la vagina o la piel alrededor de la vagina, o si está experimentando síntomas como hormigueo o ardor, su médico le recomendará una cesárea para evitar la transmisión del virus a su bebé. Si no tiene ningún síntoma, con seguridad podrá tener un parto vaginal.

El herpes genital es algo de lo que avergonzarse

Este es el mito más importante que debemos desmentir: Como ya comentamos el herpes genital es muy común y las vías de transmisión son también muy variadas, Una persona puede llevar una vida normal conviviendo con el virus, así que no hay nada de que avergonzarse. Obtenga información profesional sobre el herpes y las enfermedades de transmisión sexual con un profesional en medicina o busque grupos de apoyo por Internet.

11

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies