Multiorgasmo femenino

Hay quien opina que las mujeres pueden disfrutar de lo que se conoce como Multiorgasmo y hay quien opina que no, que eso es tan sólo una leyenda, que en realidad no es sino uno solo que se prolonga en el tiempo y cuya intensidad aumenta y disminuye mientras dura esa placentera sensación. Hay que distinguir este término del del Orgasmo Múltiple, el cual se da cuando se llega varias veces al orgasmo en la misma sesión amatoria, pero sin que sean inmediatamente seguidos unos de otros.

Con lo que sí que parece que están de acuerdo los expertos es con la mujer necesita (no sólo para que llegue a disfrutar de un posible multiorgasmo, o de algo muy parecido al menos ) haber gozado de la estimulación necesaria, y ésto hablando no sólo de que haya sido eficientemente realizada, sino también de que haya sido puesta en práctica sin prisa alguna. Esta estimulación ha de realizarse sobre el clítoris, centro del placer femenino por excelencia, o sobre el punto G, que se halla dentro de la vagina y que puede ser estimulado tanto en la penetración como manualmente.

Eso si, también coinciden en que es algo que sucede sin más, que no puede buscarse a propósito ni es posible calcular los pasos a dar para que se produzca. El multiorgasmo, en realidad el orgasmo en general, es una reacción del cuerpo, una reacción física, en un momento determinado en el que confluyen ciertos factores en perfecta sintonía, y en varios de ellos no pueden influir ninguno de ambos amantes.

Como son las mujeres multiorgasmicas

Como son las mujeres multiorgasmicas

Otro punto a tener en cuenta es que el clítoris generalmente se vuelve hipersensible una vez que ha aumentado de tamaño con un primer orgasmo, y esto provoca que seguir con su estimulación se torne como algo molesto y desagradable.

Claro que no hay que perder la esperanza. Hay quien opina que con un trabajado conocimiento y control del propio cuerpo es posible llegar incluso a controlar e inducirlo para que el multiorgasmo femenino sea una realidad diaria, para que las mujeres podamos disfrutar de él a nuestro antojo. Por supuesto lo primero que recomiendan es el libre y habitual ejercicio de la masturbación y la exploración exhaustiva del propio cuerpo para así conocer a la perfección cada rincón y, con ello, todos nuestros puntos erógenos y la relevancia de cada uno de ellos.

En cualquier caso, sólo un pequeño porcentaje de las mujeres afirma ser multiorgásmica en sus prácticas sexuales habituales (menos del 10%). Tampoco es demasiado alto el de las que confiesa que sí logra el multiorgasmo cuando recurre a la masturbación en completa soledad y no como parte del juego sexual (poco menos del 35% restante). En este caso, por otra parte, la cuestión es si integrar este autoplacer dentro de la relación de pareja para, de este modo, alcanzar mayor calidad y confianza en esa unión.

12

No Responses

Write a response

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies