Oxitocina, futuro antídoto para el desamor

¿Piensas que tu pareja es lo mejor que podrías encontrar, que entre los dos la relación es muy buena, pero no sientes pasión, no estás enamorado o enamorada de ella tal y como crees que tendrías (o te gustaría) estarlo?… Pues ahora tienes motivos nuevos para aguantar un poco más y esperar a que por fin se fabrique lo que un investigador americano, de nombre Larry Young, asegura que conseguirá devolver a los antiguos amantes la llama del amor.

Este investigador, que por cierto trabaja en la Universidad de Emory, Georgia (concretamente en su Centro de Primatología), ha asegurado que cuando se consiga descifrar por completo los componentes químicos que nos producen los sentimientos amorosos se podrán fabricar sustancias que, por ejemplo en aerosol, aplicadas sobre una persona provocará que aumenten, o que disminuyan si se prueba en sentido contrario, los sentimientos hacia otras personas.

¿Existirá solución entonces para cuando nos enamoramos obsesivamente de alguien que no nos conviene en absoluto?… Parece ser que si.

Oxitocina como biomarcador

Oxitocina como biomarcador

¿Cómo se llevan a cabo estos estudios?… En principio esta investigación está siendo llevada a cabo sobre ratones, los cuales buscan una sola pareja durante su existencia y cuidan de sus crías entre los dos (modo de vida cada vez más alejad0 del actualmente practicado por los humanos, por otra parte). Hasta ahora ya se ha conseguido demostrar que si se le inyecta oxitocina (hormona de tipo sexual que tiene mucho que ver con el sentimiento maternal y paternal, con la ternura y el afecto) a una hembra determinada, ésta no tardará en relacionarse estrechamente con el macho más cercano. Y si el experimento consiste en reducirle precisamente los niveles de dicha hormona, lo que se consigue es que se niegue tajantemente a acercarse a él.

Así pues, el dr. Young afirma que llegará el día en que, puede que con una simple rociada de spray o con la toma de una pastilla, podamos de nuevo sentir un profundo amor por la persona que se sienta cada noche frente a la televisión junto a nosotros. Claro que, si esto es realmente así, también puede ocurrir que cualquiera llegue, el que menos te esperas, y te rocíe sin más provocando en ti sentimientos que vayan en contra de tu razón, de lo que realmente te conviene y te gustaría.

De hecho, experimentos realizados en Australia con sujetos a los que se les ha aplicado un spray nasal de oxitocina han revelado que éstos sentían rápidamente una mayor confianza y apego hacia quien tenían más cerca.

Por otra parte, aunque ya existen sprays de oxitocina en el mercado, la cantidad de esta hormona que contienen no es suficiente como para provocar realmente este tipo de reacciones. Al menos eso es lo que asegura el Larry Young.

No sé, igual es mejor dejar las cosas tal y como están… ¿no crees?

19

No Responses

Write a response

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies