Poluciones nocturnas, un proceso natural

Lo que conocemos como poluciones nocturnas no son sino expulsiones de líquido seminal mientras se está durmiendo y, por ello, sin que se sea consciente de que está ocurriendo. Lo habitual es que el hombre, al despertar, se sorprenda encontrándose “mojado”. Por ello es por lo que también se denominan “sueños húmedos“.

Estas expulsiones de semen son muy frecuentes en la etapa de la adolescencia, (pueden comenzar en la pubertad), y es conveniente que el niño que ya se está transformando en hombre tenga conocimiento de este proceso para que pueda expresar sus preocupaciones libremente, y para que no llegue a sentirse avergonzado en ningún momento. Las causas que dan origen a estas emisiones nocturnas las encontramos en los cambios de tipo hormonal propios de esta etapa de la vida y, además, en que generalmente es un periodo en el que la práctica del sexo es escasa o inexistente.

Contrariamente a lo que se puede pensar, este respuesta del cuerpo masculino no tiene porque ser provocada por una excitación sexual previa, como, por ejemplo, si se está teniendo un sueño con alta carga erótica. Y es que lo normal es que sea debido a la necesidad experimentada por el organismo del sujeto de desechar el exceso de líquido seminal que, por otra parte, es necesario renovar para que se mantenga en buen estado y pueda crear nuevas vidas. De esto podemos deducir, por tanto, que estos “escapes” de semen no suelen producirse si se tiene una actividad sexual activa, ya sea en pareja o en solitario, ya que esa necesidad de eliminar el exceso de fluido seminal acumulado no existe.

Imagen ilustrativa de poluciones nocturnas

Imagen ilustrativa de poluciones nocturnas

Por otra parte, hay que recordar que la eyaculación no siempre está acompañada de un orgasmo, que son procesos diferentes. Así, puede que encontrarse con el pijama húmedo por la mañana sea una verdadera sorpresa por no haber tenido, en ningún momento, las placenteras y explosivas sensaciones que produce el alcanzar el clímax del deseo sexual.

Como vemos, esto no es más que un proceso natural del cuerpo masculino, que, como es obvio, no es exclusivo de la adolescencia aunque sea cuando es más frecuente. Claro que, al igual que con la edad la cantidad de semen producida disminuye, también lo hace la frecuencia con que experimentarás estos “sueños húmedos”.

9

No hay comentarios

  1. Pingback: Orgasmos nocturnos en las mujeres 23 Marzo, 2015

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.