¿Qué se entiende por orgía sexual?

En la antigüedad los griegos entendían una orgía como forma de éxtasis y de adoración. Algunos cultos como el de Dionisio, que involucraba máscaras, teas encendidas y hasta serpientes. En estos cultos también encontramos a los romanos el cual retomaron estas costumbres de Dios Baco. Se trata de la versión romana de Dionisio. En sus inicios, solo permitían mujeres y después fue que empezaron permitir hombres. Actualmente, la DRAE dice que es la satisfacción viciosa de apetitos y pasiones desenfrenadas. Es una fiesta grupal promiscua donde se practica sexo.

¿Cómo hablar del tema de la orgía sin perder la compostura?

Primero que todo, las orgías podrían ser producto de una forma de pensar que desemboca en dejar salir los deseos reprimidos de la sociedad. Sobre todo, tratar de abandonar esos conceptos del cuerpo como medio de producción y reproducción. Todo para empezar a asumirlo como medio de placer, como un cuerpo erótico. Se puede entender como un juego sólo porque ya no es una actividad secundaria. Si no, sólo reconociendo que en últimas instancias es un gran juego y asumir también que la diversión hace parte de este jugar.

Es como una expresión erótica del cuerpo. Esa en el que trata de huir de la imposición de la productividad. Es la pérdida del sujeto en el seno del grupo. Se trata del enfrentamiento con la paulatina realización de la existencia. Esto para los practicantes ha de ser como una válvula de escape. Es donde se da rienda suelta a todas las pasiones salvajes.

La invitación a la orgía

El punto de vista será a partir de una persona que jamás ha asistido a este tipo de prácticas sexuales. Las personas que se ven involucradas en este tipo de eventos como lo son las orgías, reciben la invitación mientras se encuentran en actitudes cotidianas. Todas participando en algún deporte, comprando en la verdulería o mientras revisan su mail. De la nada, notan algo fuera de lugar, ya sea un producto muy barato o un mail con la dirección demasiado legible.

Una auténtica orgía multitudinaria

Una auténtica orgía multitudinaria

Hay que ser consiente que en la invitación nadie pronuncia la palabra orgía. Entonces, la única manera de entregar una invitación políticamente correcta es diciendo que hay una reunión el sábado en “X” lugar. O una invitación a un cumpleaños privado. Siempre hay una reacción lógica en la que la persona se pregunta ¿Por qué invitarme a mi si apenas me conoce? Y la inocencia envuelve al hombre como siempre, en donde la fe de que la persona que nos invita es buena gente y de que seguro tiene buenos amigos

El sexo en grupo no es para cualquiera

Ahora que existen más clasificaciones que sólo las de homosexuales y heterosexuales, donde hay términos como bisexuales, flexibles y demás. Este tipo de sexo es para aquellos que siente un placer erótico fuerte o con prácticas homosexuales completas o parciales. Como serian el tocarse, besos, caricias y demás hasta legar a la penetración o sexo oral. Uno de los problemas más comunes es cuando las parejas intentan este tipo de sexo. Se suelen crear celos profundos, salen a la superficie las comparaciones por el cual no todas las parejas se sienten satisfechas con estas prácticas.

Si el sexo en pareja trae sus complicaciones, las orgías aún más. Este tipo de prácticas sexuales puede causar numerosos problemas. La facilidad de adquirir cualquier tipo de enfermedad de trasmisión sexual es uno. Las más comunes en las orgías son la candidiasis, la vaginitis, el herpes, hepatitis, condilomas, gonorrea (que llega además a detectarse en gargantas). También tenemos la sífilis y por supuesto, el más común, el sida.

1

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies