Sadomasoquismo

Quienes consultan al psiquiatra por sufrir impulsos sadomasoquistas son los atormentados por estos impulsos

A principios del siglo pasado el padre del psicoanálisis Sigmund Freud comenzó a encontrar, que algunos de sus pacientes sentían gran atracción por los escenarios que les proporcionaban dominación y provocación de dolor (generalmente inofensivos) y representaban placer de carácter sexual al individuo. A este comportamiento humano le dio el nombre de “Sadomasoquismo“.

Este término se deriva de los nombres del Marques de Sade que disfrutaba dominar e infligir dolor, y del caballero Leopold von Sacher-Masoch que deseaba ser golpeado y subyugado en sus relaciones sexuales.

Osea, el término sadismo se utiliza para describir la desviación sexual en la cual la excitación erótica deriva de inflingir dolor y la palabra masoquismo se refiere a la desviación en la cual el placer sexual se logra al sentir dolor.

Estas dos desviaciones no son mutuamente excluyentes, sino que en frecuencia se encuentran combinadas. No sólo estos dos sujetos practicaban esta desviación, también el poeta Swinburne escribió una obra titulada Sadopardela, que describe como un estudiante universitario es conducido a través de los placeres del masoquismo a los supremos goces del sadismo y su poesía Dolores es un himno apasionado al sadomasoquismo.

Sadomasoquismo

La popularidad de los espectáculos en los cuales la violencia de tendencia sexual desempeña un papel que contribuye a probar el hecho de que las inclinaciones sadomasoquistas se difunden. Esto fue comprobado después por el descubrimiento de kinsey donde se dedica más literatura pornográfica al sadomasoquismo que a cualquier otro tipo de actividad sexual. Es muy característico de personas con inclinaciones sadomasoquistas intentar justificarlas o imaginar que podrían realizarlas en otra época más tolerante que la actual.

Sadomasoquismo, ¿debo ir al psiquiatra?

Quienes consultan al psiquiatra por sufrir impulsos sadomasoquistas son los atormentados por estos impulsos. Sin embargo, hay muchos que no intentan suprimir sus deseos o alterar su inclinación, y los que no puede hallar un compañero dispuesto en su cónyuge o amante compran lo que necesitan a las prostitutas que tienen provisión de látigos, extensores, manillas y otros dispositivos para satisfacer los requerimientos de sus clientes.

10

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies