Sexo en los cómics

¿Porqué dicen que el sexo es algo irracional?
a mí me parece una magnífica idea.

Jorge Grosso, caricaturista colombiano

De nuevo con el cuento de que se trata de publicaciones “para niños”, la cuestión sexual ha quedado siempre aparte de las viñetas de superhéroes, a veces sin considerar que la gran mayoría de los lectores del género no sólo no creemos ya en la cigüeña, sino que nuestros conocimientos van mucho más allá.

La cuestión es que, durante la Edad de Oro, la moral era increíblemente estricta, al grado de que, incluso para los adultos jóvenes, el tema estaba vetado: en aquella época, del mismo modo, había una conciencia clara de que la mayor parte de los lectores de cómics eran adolescentes, por lo que se cuidó mucho que aparecieran alusiones sexuales que pudieran “provocar” a los jóvenes de aquellos años. Eran los años de la II Guerra Mundial, época en la que seguía sosteniéndose a la familia como elemento importantísimo de la sociedad, y que debía de ser santificada a toda costa. Por ello, el sexo no debía ni ser pensado.

Pero el erotismo no estaba totalmente excluido en aquella época: heroínas con trajes ajustados y reveladores, villanas con look vamp y sexualmente agresivas, que expresaban su atracción a los varones de manera abierta y descarada -el famoso cliché del Qué lástima que tenga que exterminar a un hombre como tú, que tantas cosas podría hacer…– aunque claro, esto llevaba también su carga moralizadora: Sólo las mujeres “malas” expresaban abiertamente sus deseos, y usaban a los hombres como herramientas, era como decirles a los jóvenes cuidado con este tipo de mujer.

Quizá esta afirmación me haga acreedor al premio del descubridor del hilo negro, pero DC siempre tuvo una ideología de derecha más radical, contra una posición más liberal por parte de Marvel: cuando llegó la década de los sesentas, con el Haz el Amor y no la Guerra, DC recrudeció su censura, haciendo de todos sus personajes seres prácticamente asexuales, en donde sus relaciones con el sexo opuesto rayaban en lo patológico: Lois Lane deseaba ser la señora de Superman en un deseo de ser “alguien” y encontrar el hombre perfecto que la sacara de trabajar y la hiciese “respetable”, una imagen demasiado chauvinista, que buscaba contrarrestar la liberalidad de la generación de las flores.

Superman y Wonder Woman

Superman y Wonder Woman

Marvel, por otro lado, decidió sumarse a esta nueva corriente, y apostó por la liberalidad -aunque claro, no se podía dar el lujo de romper demasiado las reglas- con sus nuevos personajes: Reed Richards y Susan Storm tenían una relación emocional muy cercana, y se atrevían a expresarla sin inhibiciones. Ellos fueron los primeros héroes Marvel en contraer matrimonio, y algo totalmente inusitado, Sue fue la primera heroína a la que se mostró embarazada, algo realmente escandaloso en su momento.

Peter Parker fue quien rompió el mito de que cada héroe tenía una pareja “para toda la vida”. Como toda persona normal, Peter trató a varias mujeres y, si bien nunca lo dejan ver de manera directa, varios elementos nos hacen pensar que llevaba una vida sexual activa -para los escépticos, les reto a que lean con ojo clínico los ejemplares de su relación con la Gata Negra- aunque aún todo era sugerido, y sin llegar a tocar los temas de forma abierta.

El parte-aguas vino después, cuando Northstar de Vuelo Alfa, aceptó abiertamente que era homosexual, postura que se ha sostenido hasta la fecha. Durante años, el tema fue tabú, y se le asociaba siempre con tipos perversos y disfuncionales. El que un personaje de historietas -y más aún, un superhéroe- aceptara esa condición, era algo totalmente sin precedentes, incluso para la época. Marvel se arriesgaba en esta ocasión más allá.

DC, por su parte, rompió de manera brutal su postura conservadora en un ejercicio de autocrítica sin precedentes, con la publicación de la serie Watchmen, donde se abordan sin tapujos temas como la violación, lesbianismo, homosexualidad, sexo extra-marital, etc. Desafortunadamente, Watchmen fue un material de excepción, pues en el resto de sus títulos seguían exhibiendo una mojigatería que era totalmente incompatible con el momento.

Marvel, tenía el tino de sugerir muchas cosas, pero sin darlas a entender… Xavier tenía que luchar enormemente por reprimir la atracción que sentía por Jean Grey, que era prácticamente una niña… por más que luchara contra la idea, Xavier era un pedófilo. Por otro lado, sabemos que Mystique es la madre de Graydon Creed, hijo de Sabretooth, con quien nunca estuvo casado. Además, se corre el rumor de que Merodeador podría ser hijo de esta villana, pero no del mismo hombre… sorpresa, esta mujer tiene varias parejas sexuales (y no sería la única sorpresa que nos daría).

En la Edad Moderna, DC nos sorprendería, cuando descubrimos que Gatúbela, antes de ser ladrona, fue prostituta, incluso se supo que su traje era parte de un disfraz erótico para uno de sus clientes. La aproximación al problema era muy liberal -su compañera de trabajo era una menor- y muy realista, pues aunque no profundizaron mucho, mostraron parte de la problemática que estas mujeres enfrentan cada noche. Pero aún faltaba mucho por abordar.

Actualmente, las cosas son más abiertas: Mary Jean y Peter están casados, y más de una vez nos han dejado ver que su vida sexual es activa y variada. El Flautista, enemigo de Flash, se volvió del bando de los héroes… y aceptó su homosexualidad. Los chicos de Gen 13 llevan vidas sexuales activas, incluso Sara no teme reconocer su lesbianismo. Cuando Superman volvió de la muerte, nos dieron a entender que fue a la cama con Lois… sin estar aún casados. Mystique se descubre bisexual y… bueno, creo que estos botones de muestra son suficientes para darnos cuenta que la moral va cambiando.

Ahora, con el sólo límite del buen gusto, que es indispensable, esperemos que el cómic de superhéroes se vuelva más abierto a una realidad palpable, y tan presente en esta época, como lo es el sexo.

16

No Responses

Write a response

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies