Síndrome de ovario poliquistico

El síndrome del ovario poliquístico (SOP) es el problema más común de la glándula endocrina que afecta a las mujeres en edad reproductiva. Sólo en la última década investigadores han comenzado a entender qué es, pero no por qué sucede ni cuáles son sus causas.

Los síntomas varían enormemente y no todas las mujeres tienen quistes que pueden ser percibidos en los ovarios e inversamente, no todas las mujeres con quistes ováricos tienen el síndrome del ovario poliquístico.

La mejor manera de caracterizar y de entender este síndrome es indicar que la mayoría de las mujeres que lo tienen no ovulan regularmente y tienen cantidades excesivas de testosterona (hormona masculina). Los síntomas varían, pero incluyen generalmente por lo menos alguno de los siguientes:

  • Ciclos menstruales irregulares o falta de menstruación -amenorrea-.
  • Excesivo aumento de vello facial y corporal.
  • Aumento de peso, que en muchos casos comienza durante la pubertad.
  • Pérdida de la cabellera con patrones de pérdida masculina.
  • Acné.
  • Ovarios poliquísticos.

Aunque no se sabe con toda certeza, este síndrome se debe a las mutaciones genéticas, algunas de las cuales son hereditarias. Si la madre o la hermana de una mujer tuvieron el síndrome del ovario poliquístico, ella tiene 50 por ciento de probabilidades de desarrollar el síndrome.

Estudios recientes han demostrado que muchas mujeres con el síndrome producen demasiada insulina y ésta, alternadamente, hace que los ovarios produzcan cantidades excesivas de andrógeno -hormona masculina-.

Todas las mujeres producen alguna hormona masculina, pero en demasía hacen que la pituitaria produzca hormonas luteinizantes, en vez de producir hormonas estimulantes del folículo, necesarias para desarrollar folículos y para la ovulación.

Cuando hay más hormonas luteinizantes que estimulantes del folículo, se desarrollan los quistes, que no son otra cosa que folículos en desarrollo que no desaparecen con la ovulación.

Síndrome del ovario poliquístico

Síndrome del ovario poliquístico

Estos folículos anormales continúan produciendo hormonas masculinas, agravando el problema. Por otra parte, los folículos evitan la producción de óvulos haciendo que las menstruaciones se retrasen o no ocurran (amenorrea) y por ende, se produzca la infertilidad. Incluso si existe menstruación, como el proceso hormonal no es el adecuado, es muy difícil que el óvulo se fertiliza e implante, ya que no cuenta con las hormonas necesarias.

Los niveles masculinos elevados de la hormona también conducen al crecimiento del bello facial y del cuerpo, al acné y, finalmente, al patrón masculino de pérdida de pelo.

Las mujeres también aumentan de peso en el área abdominal y la circunferencia de la cintura llega a ser mayor que la de las caderas (patrón de obesidad masculina).

El síndrome, primero aparece en la pubertad, pero puede ser asintomático hasta los 25 años de edad. Cuanto antes se realice el diagnóstico del síndrome, más posibilidades existen de poder ayudar a prevenir algunas de las consecuencias, a largo plazo, de este desorden hormonal.

Así, especialistas recomiendan que las madres pongan especial atención a sus hijas, durante la pubertad, si estas presentan aumento de peso, acné e irregularidad en las menstruaciones, especialmente si hay antecedentes familiares de enfermedades cardíacas o del síndrome.

La evaluación de un pediatra, un ginecólogo o un endocrinólogo es necesaria en estos casos.

Las mujeres más adultas con estos problemas, incluso si no son obesas, deben ser evaluadas, al igual que todas las mujeres que tienen problemas para concebir o menstruaciones irregulares.

El síndrome del ovario poliquístico no se puede mejorar por completo, pero sí tratar. Las mujeres que presentan este síndrome pueden necesitar permanecer en tratamiento durante la totalidad de la vida reproductiva.

Las mujeres que se encuentran en esta situación deben ser supervisadas de cerca con análisis de sangre para ver si los niveles de colesterol aumentan y para ver si necesitan medicamentos para prevenir enfermedades coronarias.

También deben ser evaluadas para saber si hay desarrollo de diabetes y ser tratadas de inmediato si se nota que los niveles de azúcar en la sangre están descontrolados.

Con estas recomendaciones y tratamientos oportunos, especialistas aseguran que las mujeres que sufren de síndrome del ovario poliquísticos tendrán embarazos exitosos y la oportunidad de una vida saludable.

13

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.