Soñar es un placer

Habitaciones llenas de espejos, playas y autobuses; actrices famosas, la empleada del servicio, un desconocido o la mejor amiga de la novia… ¿le suenan? Sí, así como lo imagina. Son los escenarios y personajes más comunes de las fantasías sexuales.

Las descripciones que las mujeres hacen de sus fantasías sexuales parecen escenas de las más trilladas películas o escritos eróticos. Los sueños femeninos no superan el típico deseo de hacer el amor en la playa o aplicarse miel – o cualquier otra sustancia dulce y viscosa- durante la relación. Claro que las fantasías masculinas tampoco se apartan de las tradicionales colegialas, enfermeras o azafatas; las gemelas, las pelirrojas o las amigas de la pareja.

Elena Ochoa ofrece una justificación para esta tendencia predecible de las fantasías, tanto femeninas como masculinas. En su libro 200 preguntas sobre el sexo (Madrid: Ediciones TH, 1991) afirma que “una parte importante de las fantasías se basa en episodios o situaciones conocidas, bien porque la persona las haya vivido, bien porque las haya visto en películas, las haya leído o se las hayan contado“.

Soñar es un placer

Soñar es un placer

Otra explicación, menos científica y más generacional, la ofreció nuestro director de diseño, quien alguna vez afirmó que los hombres que hoy en día tiene más de 25 años fantasean con colegialas porque en su época era casi imposible levantarle la falda a alguna. Y tiene razón, quizá esa no sea una fantasía para los adolescentes de hoy que más de una vez habrán conseguido mucho más que levantarle la falda a sus compañeras de clase.

Eso nos demuestra que el nivel de curiosidad y novedad también pesa en el contenido de los sueños. El camino sin recorrer y las fantasías sin realizar (lo que de verdad las hace fantasías) aumentan el deseo sexual o, al menos, el tono de la carcajada.

Según Elena Ochoa, los contenidos más frecuentes de las fantasías pueden agruparse en seis categorías: fantasías de poder, sensaciones insólitas o novedosas, cambio de pareja, sexo en grupo y/o bisexual, voyeur, violaciones, y relaciones románticas e idilios rosa.

10

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies