Trastornos del ciclo menstrual

Ya hemos comentado anteriormente, en un artículo sobre la menstruación, que durante este proceso se desprende el recubrimiento de las paredes del endometrio surgido ante la eventualidad de un posible embarazo, recubrimiento que es liberado hacia el exterior mediante una hemorragia vaginal.

Esta hemorragia, que se presente cíclicamente cada mes, no siempre se presenta en la misma cantidad ni acompañada con los mismos y exactos síntomas en todos los casos, ni todos los meses para la misma mujer. A veces es una hemorragia leve que dura apenas dos días, y otras veces se convierte en abundante y puede prolongarse hasta 4, 5 o 7 días.

Además está lo de la duración del ciclo. Tanto durante los primeros años de menstruación, en lo que se conoce como menarquía, como en los últimos antes de la llegada de la menopausia puede ser bastante irregular. En ocasiones es incluso necesario tomar la píldora anticonceptiva ya que convierte dicha irregularidad en regularidad mensual.

Los ciclos menstruales regulares duran entre 21 y 35 días. Sin embargo algunas mujeres pero tienen retraso o ausencia de la regla

Los ciclos menstruales regulares duran entre 21 y 35 días. Sin embargo algunas mujeres pero tienen retraso o ausencia de la regla

Hablemos ahora de algunos de los trastornos que afectan al ciclo menstrual:

Sangrado anormal por el útero: Se considera sangrado anormal cuando se da entre los ciclos menstruales sin motivo conocido, cuando la hemorragia se alarga durante demasiados (menorragia), o cuando los tiempos entre los ciclos mensuales son demasiado cortos.

Puede ser normal hasta cierto punto en mujeres que se encuentran tanto en la menarquía como en las que se acercan a la menopausia, pero también hay que tener en cuenta que puede ser un síntoma de pólipos o fibromas en el útero. Claro que también es habitual en los primeros meses de embarazo, así que, en cualquier caso, lo más recomendable en caso de sangrado uterino anormal es acudir cuanto antes al médico.

Amenorrea: Se denomina así a la falta de periodo, a cuando menstruación no se produce. Puede ser temporal o convertirse en permanente. Es considerada normal como efecto secundario, por ejemplo en caso de embarazo, pero también puede llegar a ser la señal de una enfermedad, en cuyo caso se denomina patológica.

Entre los motivos que pueden producir Amenorrea encontramos el ya comentado embarazo y la posterior lactancia, los trastornos alimenticios, las enfermedades que afectan al sistema hormonal, la ansiedad y el estrés, entre otros.

Dismenorrea: Se denomina Dismenorrea a los ciclos menstruales que sufren con grandes dolores y molestias muy desagradables. Entre sus síntomas encontramos calambres en las piernas, fuerte dolor abdominal, nauseas y vómitos, mareos y desmayos o dolor de cabeza. Se dan casos de mujeres que sufren cólicos tan intensos que han de pasar uno o varios días de la regla mensual acostadas.

La culpable parece ser la prostaglandina, sustancia liberada por la glándula prostática, que algunas mujeres producen excesivamente. En otros casos es consecuencia de ciertas enfermedades que afectan al sistema reproductor femenino, como la endometriosis o el fibroma uterino.

8

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.