Un sujetador que detecta el cáncer de mama

El inventor de este diseño de sujetador vio como su madre perdió los senos por causa de esta enfermedad; de ahí que se haya inspirado para crear esta tecnología con el fin de ayudar a las mujeres con la misma predisposición genética.

Esta es la historia del mexicano Julián Ríos Cantú, quien ganó el Premio Estudiante Emprendedor Global por desarrollar un sujetador que detecta señales tempranas de cáncer de mama.

La idea es básica: cuando surge un tumor, el área alrededor de él se llena de vasos sanguíneos para “darle de comer”. Es así que el cáncer crece. Esta supervascularización puede ser detectada por un aumento de la temperatura–, pero que en general es imperceptible sin equipos muy específicos.

La gran perspicacia de Julián fue unir bio-sensores que detectan estos cambios. Todo esto dentro de un sujetador.

Las mujeres puede usarlo por al menos una hora por semana y aún así es efectivo. Además de la estructura de un sujetador normal, que mantienen las tetas en la misma posición, el sujetador cuenta con 200 bio-sensores táctiles, de calor y de luz, que detectan variaciones de textura, temperatura y color, área por área de la mama.

Sujetador detecta cáncer de mama

Sujetador detecta cáncer de mama

La información que recopila es enviada a una aplicación y, con ello, se va formando una base de datos de como es la vascularización normal de las mamas. Con una base de datos sólida, es más fácil detectar cuando existe un cambio significativo – y la alerta permite que la paciente realice un examen y comience una intervención temprana, antes del crecimiento del cáncer.

La idea de Cantú fue inspirada en la historia de su propia madre. Superviviente de la enfermedad, quien se tuvo que retirar las dos tetas cuando él tenía 13 años. Su creación está dirigida a personas que, como ella, tienen una predisposición genética al cáncer y podrían beneficiarse de un seguimiento más constante (y también más práctico) de la salud mamaria. La idea no sustituye a pruebas como la mamografía, pero sería un importante socio del autoexamen en mujeres.

El sujetador se ha ganado el nombre de EVA y la empresa de Cantú, Higia Tecnologies, recibió US$ 20 mil dólares de premio por la idea, que continuará siendo desarrollada por el joven y otros tres co-fundadores de la startup.

7

No Responses

Write a response

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies