Visita al urólogo

Hace unos días, escuché a una mujer diciendo que había visitado al urólogo y me causó risa. Pensé: “¿Qué no se supone que las mujeres deben visitar a un ginecólog@? ¿qué no se supone que los urólogos son los especialistas en atender los asuntos propios de los hombres? Por supuesto, me llevé un gran chasco.

En mi ignorancia pensaba que los urólogos sólo atendían las enfermedades que se desarrollan en los órganos sexuales de los hombres, pero en entrevista con el Especialista en Urología, el Dr. Giordano Bruno Espinosa Chávez, mi concepción cambió por completo:

¿Qué es y qué atiende un urólogo?

“Es el especialista que trata las enfermedades de la vía genitourinaria y las vías urinales. Ve las enfermedades urinarias de mujeres y hombres y enfermedades en los órganos sexuales de los varones”, aseguró el egresado de la Escuela de Medicina de la UANL.

¿Cuáles son las enfermedades más comunes por lo que se busca a un urólogo?

“Bueno, las enfermedades pueden ser muchas, sin embargo, son las enfermedades infecciosas de órganos sexuales y orina y la disfunción eréctil o impotencia, las que más nos llegan al consultorio”.

¿Cuáles son las enfermedades en la vía genitourinaria y cómo se propagan?

“Principalmente por desinformación y falta de cultura. Las principales enfermedades son infecciosas. Si la gente tuviera la higiene necesaria evitaría muchas de ellas. También hace falta educación sexual para que las personas conozcan mejor su cuerpo de una manera sencilla y natural. El sistema inmune, por ejemplo, debe protegerse: una persona debe tener buenos hábitos, no fumar, no tomar, no drogarse, hacer ejercicio, con esto evitarían muchas enfermedades. El estado de nutrición también es muy importante”.

¿Y cuáles son las enfermedades más comunes en los órganos sexuales de los varones?

“Vivimos en una sociedad con muchos mitos y tabúes. Muchos hombres padecen de enfermedades en ocasiones sin saberlo y les da pena asistir al médico. Al consultorio llegan casos de disfunción eréctil, o de cáncer de próstata, pero ya avanzados, porque los hombres dejan pasar el tiempo, o por hacerse los valientes”.

Los casos de disfunción eréctil, dijo se deben a muchas causas: al estrés de la vida diaria, al azúcar o diabetes, a la hipertensión arterial, al tabaquismo, al alcoholismo y a las drogas. “Esto les puede suceder a todos los varones en edad reproductiva, desde los 20 a las 50 años”.

En el caso del cáncer de próstata, advirtió que no hay una predisposición genética a adquirirlo. “Muchas veces el estado hormonal y el tipo de vida de vida son las óptimas y aún así se desarrolla la enfermedad. Esta es una situación muy recurrente entre varones de 50 a 80 años de edad. Podría decirse que el 80 por ciento de las personas arriba de los 85 años de edad la padecen”, sentenció.

El cáncer de próstata, dijo, puede detectarse a tiempo, si los varones visitan con mayor frecuencia al especialista y se dejan de vergüenzas u orgullos.
Explicó que al urólogo también asisten varones que quieren practicarse la vasectomía, una de las prácticas más sencillas y recomendables como método anticonceptivo.

Urólogo

Urólogo pasando consulta

¿Por qué se especializó en urología pediátrica?

“Me interesó porque el origen de las enfermedades de los niños es muy distinto al de los adultos. En los niños, la mayoría de las enfermedades son congénitas (nacen con ellas) mientras que en los adultos, son adquiridas”.

Explicó que las enfermedades congénitas más comunes son: la falta de desarrollo del conducto urinario (hipospadia), de los cuales, 1 de cada 200 niños nacen con ella.

También, otra es la erección curva y el flujo de orina hacia abajo, mismo que debe ser detectado el pediatra al nacer el bebé. “Para esto hay cirugías correctivas”, dijo. Una más de las enfermedades congénitas es: el riñón crecido y lleno de agua (hidronefrosis) que puede detectarse antes de nacer el niño y evitar con el tiempo, infecciones de riñón que pueda representar un trasplante, en un futuro.
En los niños más grandes, explicó Espinosa Chávez, pueden darse casos de disfunción de la orina: cuando no llegan al baño y se mojan durante el día, situación muy distinta a la de los infantes que se orinan por las noches y que puede tratarse de algún trastorno psicológico, advirtió.

“El estado de desnutrición de la niñez también afecta mucho, pues su organismo está propenso a desarrollar enfermedades. Y es que en los varones, anatómicamente se comparten vías urinarias y genitales, entonces son propensos a enfermedades”.

Pero son las niñas las que se enferman con más frecuencia, asegura el especialista. Esto se debe a que las bacterias se instalan más fácilmente por la uretra, produciendo infecciones en la orina.

14

2 Comentarios

  1. Marcó aguilar
    1 Noviembre, 2016
    • Redacción
      4 Noviembre, 2016

Escribir un comentario

Uso de cookies

Sexualidad10.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.